Chihuahua
Empresas, obligadas a afiliarse a Fonacot
César Alberto Martínez Baranda, director de Fonacot.
A partir de diciembre

Todos los trabajadores tendrán oportunidad de crédito
El Heraldo de Chihuahua
11 de septiembre de 2013

David Piñón Balderrama

Chihuahua, Chihuahua.- El director nacional de Fonacot, César Alberto Martínez Baranda, informó que a partir del 1 de diciembre de este año todas las empresas deberán afiliarse al organismo de manera obligatoria, a fin de que los trabajadores de la economía formal tengan la opción de solicitar un crédito.

De visita por Chihuahua para la firma de un acuerdo con el Gobierno del Estado, Martínez Baranda dio a conocer nuevas disposiciones del Instituto del Fondo Nacional para el Consumo de los Trabajadores, entre ellas la obligación de afiliarse al mismo, lo que antes de la reforma a la Ley Federal del Trabajo era opcional para las empresas.

En la actualidad, informó, son 53 mil 304 trabajadores de Chihuahua los que tienen un crédito activo en el Fonacot, que han adquirido 286 millones de pesos en préstamos, pero hay un mercado potencial de 718 mil empleados en la economía formal, en los negocios y empresas del estado, que podrían acceder a éstos.

"Los trabajadores tienen el derecho a solicitar un crédito y nosotros la obligación de otorgárselo", declaró el funcionario federal, quien aseveró que la instrucción del presidente Enrique Peña Nieto es cumplir con el objetivo social del instituto, que otorga créditos más baratos que los ofrecidos por la banca privada, la cual llega a cobrar intereses de hasta el 100 por ciento, cuando el promedio del organismo gubernamental es del 24 por ciento anual.

A nivel nacional, informó, los créditos activos corresponden a 800 mil trabajadores, de unos 4.5 millones de personas que han pasado en toda la historia del organismo. Actualmente los créditos ascienden a 10 mil 500 millones de pesos, en beneficio de más de 3 millones de personas, familias de los empleados.

En todo el país, señaló, existen unos 835 mil centros de trabajo, de los cuales sólo 63 mil están afiliados a Fonacot. De esos, actualmente sólo tienen trabajadores con créditos activos unos 31 mil. Pero a partir del 1 de diciembre, de acuerdo con las modificaciones a la Ley Federal del Trabajo, será obligatorio que todos los centros de trabajo se afilien al Fonacot, a fin de que sus empleados tengan garantizado el derecho de acceder a un crédito, que es considerado el más competitivo del sector, informó Martínez Baranda.

Los créditos que otorga el organismo, explicó, son el tradicional, que ahora no se hace con un certificado como antes, sino con una tarjeta en alianza con Master Card, que funciona como monedero electrónico, con el cual el beneficiario del crédito puede pagar en los establecimientos afiliados al organismo, que se encuentran en constante crecimiento.

"Antes el trabajador tenía que buscar primero que su empresa estuviera afiliada a Fonacot y luego que donde fuera a comprar estuviera afiliada, ahora lo que se busca es que haya una cobertura completa, en beneficio del trabajador", declaró.

El crédito en efectivo, comentó, se deposita directamente a la cuenta del trabajador y de ahí puede disponer conforme a sus necesidades, en tanto se le hace el descuento correspondiente de su nómina.

Sobre la cartera vencida que enfrenta el organismo, dijo que se mantiene por debajo de otras entidades financieras y de bancos, en niveles manejables, debido a los controles que tiene Fonacot, para dar seguimiento al crédito de los trabajadores, mediante convenios como el que tiene con el IMSS.

Si el trabajador se queda sin empleo, señaló, el Fonacot no le puede descontar de su liquidación el monto que falta por pagar, porque no es el objetivo del organismo gubernamental afectar más al empleado en una época de crisis, como quedarse sin su trabajo. Por ello, dijo, se le da seguimiento y se le ofrecen alternativas para reestructurar su deuda o bien, el cobro se suspende en lo que vuelve a ingresar a la economía formal, lo que ayuda a mantener en niveles bajos la morosidad en los pagos.

Otra ventaja del crédito de Fonacot, afirmó, es que no se dirige exclusivamente al trabajador "bancable", al que la banca privada cubre exclusivamente, sino que tiene la obligación de acreditar a cualquier empleado que se encuentre en la economía formal, que gane al menos un salario mínimo.

Sobre las condiciones de Fonacot en Chihuahua, Martínez Baranda señaló que uno de los problemas son las instalaciones tan reducidas que tiene en el centro de la ciudad, por lo que se analiza adquirir un espacio más amplio en la misma dirección o cambiar las oficinas de atención al público, donde se hacen filas enormes para solicitar créditos.

Además reprobó que los establecimientos comerciales, según algunas quejas, cobren más caro sus productos o servicios cuando se les paga con crédito Fonacot, cuando a las empresas se les alienta para que hagan descuentos en estos casos u otras promociones. Por ello, puso a disposición la página en internet del organismo: www.fonacot.gob.mx, para la presentación de quejas.

Martínez Baranda llegó ayer a Chihuahua para ratificar un convenio de afiliación del Fonacot con el Gobierno del Estado, para beneficio de los empleados del sector público.