Chihuahua
En Álvaro Obregón, única granja donde se producen 7,500 minks
Se exportan a Estados Unidos donde elaboran abrigos de esta piel
El Heraldo de Chihuahua
5 de mayo de 2013

De la Redacción

Edeni Rodríguez

CUAUHTÉMOC, Chih.- En la colonia Álvaro Obregón se ubica la única granja de mink del estado de Chihuahua donde se crían anualmente siete mil 500 animales, los cuales se exportan a Estados Unidos de Norteamérica y tienen un valor de 80 dólares cada uno, con lo cual se convierten en las pieles más caras del mundo.

A 200 metros de la salida de Rubio, en los campos menonitas se ubica la granja de mink Mosley, donde cada año se exportan cerca de siete mil minks para la fabricación de cotizados artículos de vestir.

La realización de un abrigo de mink, que tiene un valor comercial de 2 mil 500 dólares, es necesaria la piel de seis animales machos adultos o bien cinco hembras, por lo que la producción en cautiverio de esta especie representa una inversión sumamente significativa.

Desde 1991 Mosley inició con la producción de mink en la ciudad de Idaho, sin embargo decidió mudar una granja al municipio de Cuauhtémoc debido a la riqueza económica de la zona.

Hace una semana inició el ciclo de producción de los minks, los cuales viven en excelentes condiciones de crianza con un espacio de un metro cuadrado por cada uno, donde reciben diariamente alimento balanceado para su crecimiento saludable que dé mejor brillo y consistencia a su pelaje.

Al inicio de primavera las hembras tienen el único parto que registran al año, en el cual paren entre una y cinco crías después de un proceso de 38 días de gestación. En estos momentos las hembras se encuentran en la zona de partos amamantando a sus crías dentro del corredor de lactancia.

Los recién nacidos, que tienen un tamaño de cinco centímetros de largo y 100 gramos de peso, son acompañados por su madre hasta que son capaces de valerse por sí mismos y se trasladan a otro espacio en la granja.

El valor de cada pieza es de mínimo 80 dólares, los cuales se comercializan en un mercado canadiense sumamente específico bajo condiciones de cero estrés y calidad en visión; el esquema sustentable de desarrollo que se maneja en la granja Mosley permite la eliminación de olores y desechos orgánicos que se utilizan para la siembra, además de una constante irrigación de agua fresca a través de un sistema de bombeo en cada jaula.