Chihuahua
Inauguran el Encuentro de Naciones Indígenas
César Duarte fue nombrado ayer "Hermano Gobernador", de las naciones indígenas reunidas en la ciudad.
Bendición del fuego sagrado

> Realizan mesas de trabajo e instalan 40 puestos con artesanía de cada etnia participante
El Heraldo de Chihuahua
16 de abril de 2013

Paloma Sánchez

Chihuahua, Chihuahua.- Con un ritual ancestral inició la jornada del Encuentro de las Naciones Indígenas en Chihuahua, en el que se realizó la ceremonia de la bendición al Fuego Sagrado a las 5 de la mañana, al tiempo que se ofrendó tabaco a los cuatro puntos cardinales, en la fogata que permanecerá encendida hasta el viernes, cuando sea clausurada, en las instalaciones del Museo Semilla.

Luego del encendido del fuego, en un acto oficial, el gobernador del Estado César Duarte Jáquez, acompañado de autoridades estatales, participó en una ceremonia pima en la que fumaron una pipa de tabaco que fue prendida con el Fuego Sagrado de la fogata. Posteriormente, de manera simultánea, se desarrollaron dos mesas de trabajo: una con el tema de Educación, en la que intervinieron representantes de todas las etnias indígenas, además de expertos en el tema, como Isabel Recarraven, Roberto Alulima, Pablo Argüello, Antonio Rubí, Fernando Tovar y Silvia López. En la mesa de Promover la conservación del idioma y el lugar de origen, coparticiparon con líderes indígenas Enrique Servín Herrera y Samuel Hernández.

En la comida de bienvenida, se fomentaron los lazos que unen y hermanan a las naciones indígenas reunidas en este primer encuentro, seguida de dos conferencias, para cerrar el día con el ceremonial oficiado por las etnias Kikapu, del vecino estado de Coahuila y Mezcaleros de Nuevo México.

Es de destacar que en los 40 stands ubicados en la explanada del Museo Semilla se tiene una exposición de las artesanías que fabrican cada uno de los grupos indígenas ahí representados, mismas que pueden ser adquiridas por la gente que visite la exhibición, en una oportunidad única en que se combinan desde sencillos trazos en óleo que permiten vislumbrar paisajes de la Alta Tarahumara, medicina tradicional peruana, cristos tallados en madera de parota, procedente de los purépechas de Michoacán, entre otras riquezas culturales de las etnias indígenas.