Chihuahua
Cumple mil números La Fragua de los Tiempos
"Leer es potencializar la vida, quien no lee hace su vida más pobre": Profesor Jesús Vargas Valdez

Colaboración de 27 años

"Es estimulante que en todo ese tiempo nunca han censurado mis escritos"
El Heraldo de Chihuahua
26 de marzo de 2013

Venessa Rivas Medina

Chihuahua, Chihuahua.- "No estoy de acuerdo con la línea editorial de El Heraldo de Chihuahua, sin embargo no ha habido ocasión en que me hayan censurado mis escritos", enfatizó el profesor Jesús Vargas Valdez a cumplir 27 años escribiendo para los lectores de El Heraldo de Chihuahua a través de su página La Fragua de los Tiempos que este domingo publicará el número 1000, ejemplares en los que ha hablado de historia y política.

Devoto de la lectura

La historiografía de Chihuahua está en pañales: Jesús Vargas:

Este domingo cumple 1000 números colaboración de La Fragua de los Tiempos

Su pasión por tratar de entender las cosas que pasan a su alrededor, la fascinación por la lectura, el interés en la historia y la necesidad de compartir sus ideas, han llevado a Jesús Vargas a seguir escribiendo en este medio al que reconoció que le ha dado absoluta libertad para tratar temas que él considera importantes y nunca se le ha sugerido nada. "Esto explica que sea leal al periódico y me haya mantenido durante tanto tiempo, esta política me ha estimulado para seguir escribiendo".

Sentado en su sillón negro, frente a su computadora, rodeado de documentos, libros y fotografías, relata que inició La Fragua de los Tiempos en noviembre de 1986, éste aparecía como un artículo en la sección editorial.

El acto de leer y escribir son dos actividades que ha practicado desde que era niño, cuando estudiante empezó a escribir de manera espontánea sin ninguna pretensión, ni orden, tampoco continuidad, poco a poco fue sintiendo la necesidad de publicar sus ideas.

Corría el año de 1984, recuerda que daba clases en el Cecyt, ahora Cbtis 122, cuando empezó a sentir la necesidad de compartir sus ideas a través de escritos, y en mayo de 1986 para un Día del Maestro escribió una carta dirigida a El Heraldo de Chihuahua, desde entonces y hasta la fecha no ha dejado de publicar en este medio.

La Fragua era un artículo de 2.5 cuartillas que se publicaba cada semana los días martes, después le dieron la oportunidad de escribir otro artículo de comentarios que se publicaba los viernes. Durante varios años publicaba estos dos artículos.

El 2 de febrero de 1992 apareció el primer número de La Fragua de los Tiempos a página completa. El historiador se levanta para dirigirse hacia un cuarto contiguo de donde extrae dos libros de un grueso considerable con pastas duras en color guinda, se trata de la compilación de sus publicaciones. En aquel primer número -relata- escribió una presentación de lo que sería la página, los temas que abordaría, pero el primer tema fue sobre la cultura y tradiciones del vaquero; también Marcela Frías Neve, su esposa, publicó una columna sobre notas curiosas del Periódico Oficial del Estado de Chihuahua del Siglo XIX.

Detrás de él y bajo un antiguo reloj se encuentra una tetera de agua caliente, hasta donde se para a prepararse un té para continuar con la entrevista.

"Es una necesidad sistematizar lo que pienso y elaborar un escrito". Jesús Vargas ha abordado muchos y diversos temas, todos centrados en la política y la historia actual, pues afirma que la historia y lo que vivimos actualmente están estrechamente ligados, "yo no podría estudiar la historia como un asunto muerto, para mí la historia está viva siempre, lo que pasó hace 100 años le encuentro una relación enorme con lo que está pasando ahora".

En la historia encuentra claves para entender lo que pasa en la actualidad, para él es una relación intrínseca muy fuerte.

Desde un principio decidió realizar investigación regional, ello porque hacía mucha falta recuperar las hojas del pasado. A pesar de la existencia de varios historiadores en esta tierra como Francisco Almada, José María Ponce de León y algunos otros, considera que la historiografía de Chihuahua está en pañales, por eso ha dedicado su esfuerzo en investigar la historia regional.

COCINA REGIONAL Y CHIHUAHUISMOS

La Fragua de los Tiempos es una página de historia y de cultura, y entre los temas que ha abordado está la cocina regional, junto con su esposa Marcela Frías escribieron un libro, la nueva edición va a incluir fotos a colores y la va a publicar la editorial Milenio.

Su inicio en la investigación de la cocina está íntimamente ligado a La Fragua de los Tiempos, ya que al principio su esposa Marcela empezó a publicar una columna de recetas de carácter regional. Ese matrimonio es originario de Parral y se estableció en Chihuahua en 1978, luego de haber vivido en Durango, por su propia formación e interés por la cultura preguntaban a la gente qué era lo más característico de la cocina de Chihuahua, fue así que empezaron a publicar recetas.

La aceptación de la gente fue magnífica, poco a poco su esposa fue escribiendo más recetas e hicieron un compendio, ello tras una investigación en la que descubrieron muchas cosas de la cocina. El primer libro de recetas se tituló "Cocina tradicional de Chihuahua", era de copias fotostáticas y recuerda que era un libro muy grueso que tuvieron que coser. Culturas Populares, a través de su director general, les ofreció hacer una edición más formal, como obra de ellos.

Hace unos meses la Secretaría de Educación y Cultura les pidió que prepararan una nueva edición a la que se le agregarán fotografías a color.

En esta página también publicó listas de palabras y modismos que recordaba de su niñez y su familia, con el tiempo recibió aportaciones y la columna se mantuvo, ello lo llevó a escribir un libro denominado "Chihuahuismos", fruto de La Fragua de los Tiempos.



LA LECTURA, UNA DE SUS PASIONES

Leer de manera constante y disciplinada hace una gran diferencia del ser humano, particularmente en su vida.

"Me apasiona la lectura, pero más me apasiona hablar de la lectura, porque leer es como potencializar la vida, una persona que no lee su vida es más pobre".

Explica que es como tener una casa muy hermosa, con varios cuartos y un gran jardín, y vivir solo en la cocina y el dormitorio, mientras que quien lee ocupa toda la casa, pues quien lee puede vivir dondequiera, conocer lo que desea".

"Yo entiendo la lectura como un gozo y una forma rica de vivir cada minuto".

La Fragua de los Tiempos es un subproducto de su trabajo de investigación, el cual en ocasiones se le carga y ha pensado en ya no escribir más la página.

"El respeto que ha tenido El Heraldo de Chihuahua a mi trabajo me estimula para no suspender la página, aunque se me acumule el trabajo".

El pasado domingo se publicó el número 999 donde escribió sus primeros pasos en la lectura y la escritura; este domingo se publicará el número 1000 en el cual seguirá reflexionando acerca de su vida y su devoción por los libros.

Jesús Vargas se declara bibliófilo, le causa placer tener libros y buscar libros con temas raros y de historia. A lo largo de los años ha formado su biblioteca la cual empezó a construir desde 1970, en su oficina tiene una fotografía de su pequeña biblioteca, que estaba dentro de un cuarto pequeño donde inició su vida marital.

En 1970, después de haber participado en el movimiento estudiantil de 1968, Jesús Vargas y Marcela Frías se casaron para integrarse a un movimiento revolucionario, "no nos casamos pensando en un hogar estable sino pensando en hacer actividades revolucionarias", en aquel entonces estaban decididos a tratar de hacer una nueva revolución en compañía de otros jóvenes, desde entonces en su vida de pareja los acompañaron los libros y herramienta de carpintería, "es cultivar un oficio y la lectura, en los 42 años que llevamos de casados siempre nos acompañan los libros y el taller de carpintería".

A sus hijos Gerardo, Emilio y Deni les han inculcado el amor por la lectura y la escritura.

Jesús Vargas nació en Parral, donde cursó sus primeros estudios, luego hizo la vocacional en físico matemáticas porque quería estudiar Ingeniería Mecánica, pero al final estudió en la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas en el Instituto Politécnico Nacional donde se graduó de Biólogo. Impartió clases de Biología e Historia. Y desde 1990 es investigador de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, institución que ha sido muy respetuosa de lo que publica en La Fragua de los Tiempos.

Las campanadas del reloj suenan y marca el fin de la entrevista.