Opinión / Columna
 
Ráfagas 
Ráfagas
El Heraldo de Chihuahua
25 de marzo de 2013

  Ráfagas

--Tere Ortuño suma corrientes

--El PRI, generoso con la alianza

--La caballada tricolor de cerca

PLANILLAS.- En el registro de aspirantes del Partido Acción Nacional, que concretaron Guillermo Villalobos Madero, Miguel Riggs Baeza y Teresa Ortuño Gurza, quedó en claro que la mujer es quien aglutina al mayor número de corrientes internas, tanto por la cantidad de firmas presentadas como por la conformación de sus planillas, por lo que el segundo se desinfló casi por completo, luego de generar altas expectativas que a la hora final no se alcanzaron.

FIRMAS.- Los enterados del PAN apuntan que la ex senadora presentó unas 400 firmas de apoyo, como se establece en las reglas de registro, además de una planilla que agrupa gente correspondiente a los liderazgos más sobresalientes en la actualidad, mientras que Riggs, con la mitad de firmas desde luego, armó un equipo al que sólo le metió mano gente del partido a nivel municipal.

MIGUELES.- De hecho, dicen, la planilla de Rigss recibió el mote del equipo de Miguel y Miguel, pues el dirigente municipal del PAN, La Torre Sáenz, fue quien armó el paquete para registrar al otro aspirante, severamente criticado por haberse bajado del proceso interno y luego aparecer de nuevo, con cierto patrocinio de José Antonio López Sandoval, quien dejara su proyecto por las razones que ya se conocen.

SELLO.- El otro aspirante, registrado el sábado, Villalobos Madero, presentó poco más de 300 firmas de apoyo, pero el equipo de posibles regidores que conformó no lleva otro sello más que el del ex alcalde Carlos Borruel, pues de hecho así le dicen los panistas al proyecto, la segunda candidatura de Borruel.

REVELADOR.- Los equipos de los aspirantes del PAN son reveladores, por un lado Ortuño sumó dhiacos, una parte de los felices y hasta de borruelistas, en tanto que Riggs acudió a una fórmula de panistas poco conocidos, hijos de algunos con influencia, pero nada de ciudadanos o algo parecido, como algunos supusieron, lo que hizo parecer un proyecto desinflado, a unos días de que causara revuelo. Villalobos, como se dijo, armó una planilla con el fierro de Borruel Baquera. Veamos:

BORRUEL.- En la planilla de Villalobos Madero quedaron, en orden ascendente, Nelly Caraveo, activista; Germán Ávila, aliado del ex alcalde; Lupita Borruel, su apellido lo dice todo; Israel Chávez, operador en varios asuntos del ex alcalde; Magaly Holguín, Víctor Garay, Otilia Pacheco, Armando Ruiz Ponce, Micaela Arteaga y Agustín Hernández Rojo, sobrino de Antonio Chávez.

HIJOS.- La planilla del joven empresario Rigss se compuso por Ana Luis Herrera Lazo, Luis Fernando Yáñez "El Mily", Rocío González, Carlos Alberto Rivas, Martha Elena Ramírez, Jacobo Mesta, Mayra Alejandra Alanís, José Antonio Blanco Zaldívar, Silvia Luján y Mario Octavio Alarcón.

HIJOS I.- El sello distintivo del equipo de Riggs es el de los hijos, la sexta posición es de Jesús Mesta, la novena es para la hija de Guillermo Luján, de la vieja familia feliz y la décima es para el hijo de Mario Alarcón, quien fuera subprocurador en tiempos de Francisco Barrio, envuelto en algunos escándalos públicos hasta hace poco tiempo. Otro sello podría ser lo que queda de los felices, a quienes ya no les queda muy bien el mote.

PLURAL.- La planilla plural, entonces, es la de Ortuño: con Rebeca Acosta, esposa de Salvador Aristi; Ramón Elorza, de la gente de Eduardo Esperón; Judith Gasca, operadora del CDE; Marco Bonilla, del grupo de Roberto Lara y Adriana Díaz Negrete, ex subdelegada de la Secretaría de Desarrollo Social.

CORRIENTES.- En la sexta posición, se sabe, fue registrado Pedro Ibarra, ahora distanciado de Carlos Borruel; luego Armida Porras, activista del Distrito 19; Alfredo Chávez, de la gente de Gaudini Díaz y de los jóvenes; Lucy Lerma, esposa de Carlos Reyes López y Jorge Soto, ex regidor e hijo de la regidora Cuquis Soto.

ELECCIÓN.- Con esos equipos, los tres irán a una elección directa de los militantes del PAN, el próximo 28 de abril, cuyo padrón se compone de mil 500 miembros activos. Los números comienzan a decir por dónde puede definirse el proceso, pero habrá que esperar el trabajo de convencimiento que presente cada uno de los aspirantes, orientado a convencer a los panistas y, desde luego, a posicionarlos en el exterior en los tiempos de precampaña, que comienzan hasta el otro mes.

ALIANZA.- Para candidatos de otros partidos que irán coaligados, el PRI cedió 3 distritos electorales, el primero con sede en Nuevo Casas Grandes, que incluye los municipios del norte aledaños a Juárez, el 6 en la frontera y el 11 con cabecera en Madera, que abarca buena parte de la región noroeste de la entidad, todos con posibilidades de triunfo para el tricolor.

ALIANZA I.- Para algunos, el Revolucionario Institucional regaló generosamente esas diputaciones a los partidos que vayan aliados, quienes tendrán, con el aval del PRI, una ventaja que casi les garantiza el triunfo, estrategia que parece obedecer a no dejar ni una sola demarcación fácil para el PAN, donde la pelea no está en los distritos, sino en las plurinominales.

ALIANZA II.- El Distrito 1 está integrado por Ahumada, Guadalupe, Praxedis G. Guerrero, Janos, Galeana, Ascensión, Casas Grandes y Nuevo Casas Grandes, una zona casi impenetrable para el PAN, por lo que es un regalo en bandeja de plata para el abanderado externo que apoyará el PRI y para el nano partido que lo postule.

ALIANZA III.- El Distrito 6 tiene su cabecera en Juárez, al sur de la frontera, actualmente en manos de Nueva Alianza, que puede repetir en la coalición con el tricolor, para, también, recibir un regalo del generoso PRI, que buscará mantener o poner más a su favor la geografía electoral actual, en la que el PAN apenas conserva dos distritos, el 3 y 4.

ALIANZA IV.- Finalmente la alianza contempla el Distrito 11, que antes era el 9, conformado por Madera, Temósachic, Uruachi, Riva Palacio, Namiquipa, Matachí, Ignacio Zaragoza, Gómez Farías, Bachíniva, San Buenaventura, Moris y Ocampo, región de voto verde casi al 100 por ciento. La estrategia, pues, parece que es apoyar a los partidos parásitos, aunque eso le reste posibilidades al PRI, dado que al final la aritmética terminará por amolar al PAN.

CABALLADA.- En cuanto a la caballada lanzada por el tricolor, parece que el gobernador César Duarte y el PRI en general decidieron no arriesgar mucho con caras nuevas, así que lanzaron fórmulas repetidas en algunos, aunque en otros de manera inexplicable hubo colados que no se esperaban en las boletas electorales.

JUÁREZ.- En Juárez van José Jesús Díaz Monárrez, ex diputado, cuota de la CTM, por el Distrito 2, así como Antonio Andreu, Enrique Licón Chávez, Laura Domínguez Esquivel, Mayra Chávez Jiménez, Daniel Murguía Lardizábal y Fernando Martínez Acosta, por el resto de los distritos, excepto el 6 que es de la alianza. El reparto es muy claro y queda muy visto que no todos son del establo del mandatario estatal.

JUÁREZ I.- La negociación principal, es obvio, fue entre César Duarte y Héctor Murguía, el alcalde juarense, quien vendió caro su amor al proyecto de Enrique Serrano para la Presidencia Municipal de Juárez, que por otra parte necesitaba la bendición de Teto para garantizar el triunfo en la frontera.

ALDAMA.- En el Distrito 10, con cabecera en Meoqui, se impuso César Pacheco, de Aldama; en el 12, de Camargo, lo hizo Francisco Caro; en el 13 Israel Beltrán, el que más cargos políticos de elección acumula sin terminar, por obra del PRI, mientras que en el 14 de Guerrero lo hizo la ex alcaldesa Águeda Torres.

CAPITAL.- Entrando a los de la capital hubo algunas sorpresas, no por Eloy García Tarín que se ve como la posición del alcalde Marco Quezada o Rodrigo de la Rosa, hijo del dirigente estatal tricolor, Leonel de la Rosa Carrera, y tampoco por Teporaca Romero del Hierro, la niña de los ojos del secretario general de Gobierno, Raymundo Romero Maldonado.

SORPRESAS.- Una de las sorpresas fue Daniela Garza, cara joven, tal vez sin experiencia salvo la suplencia de Minerva Castillo, pero con la carga en contra de estar entre tricolores que no son muy de salir a campaña a ensuciarse los zapatos, al menos así la ven los detractores dentro del mismo PRI, a quienes se les hizo flaca la caballada en la capital, a pesar de que había más talentos para elegir, aparte de los hijos y los "fresas".

SINDICATO.- La otra sorpresa fue Mónica Morales Reyes, la hija de Xóchitl Reyes Castro, la dueña o concesionaria del Sindicato de Trabajadores al Gobierno del Estado, que vende el Movimiento Territorial del PRI como el "quinto elemento" y la maravilla de la ingeniería electoral, con el contra, casi nada, de la pésima imagen familiar aún dentro del mismo tricolor, tan generoso con su causa que ha hecho millonarios a más de uno de los que comparten esos apellidos.

DELICIAS.- En el Distrito 20 cayó como bomba la designación de María Elvira González, la directora de Conta de la UACh en la región, pues junto con el marido la persigue la sombra de un tal Evaristo, ligado a los chicos malos de la zona más conocida por ser un polvorín, cortesía del crimen organizado, que por sus bellezas naturales.

FÓRMULA.- De hecho la fórmula completa en Delicias dio mucho de qué hablar, con el doctor Ricardo Orviz Blake a la cabeza y Carlos Gallegos como aspirante a síndico, por haber aparecido en el primer lugar en las encuestas, desentonó con la candidatura de la mujer, de pésima imagen en la ciudad, donde el PRI enfrenta además de este riesgo, a la estructura del PAN que ha sabido acrecentar el alcalde Mario Mata Carrasco.

SIERRA.- Mayra Domínguez Guerra por el Distrito 21 con cabecera en Guachochi fue otra de las que llegó con buen impulso de la región serrana, igual que Pedro Villalobos, por el 22 con cabecera en Parral, quienes con la candidatura en la bolsa casi tienen garantía de triunfo.



NOS INTERESA SU OPINIÓN, escríbanos al correo de Ráfagas: rafagas@elheraldodechihuahua.com.mx
 
Columnas anteriores
Columnas anteriores
Cartones
Columnas