Chihuahua
Se disparan las alergias en otoño
Asma bronquial mal atendida puede derivar en bronconeumonía o neumonía, alertó ayer el IMSS.
> Rinitis y asma bronquial, las más frecuentes entre 15% de la población

> Aconsejan comer alimentos con vitamica C y mantener limpio el hogar
El Heraldo de Chihuahua
18 de octubre de 2012

Venessa Rivas Medina

Chihuahua, Chihuahua.- Ante los cambios de temperatura que se están presentando en la región debido a la entrada del otoño, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) exhorta a la población a extremar precauciones debido a que ya se comienzan a disparar los padecimientos de origen alérgico.

Roberto Quiroz, epidemiólogo en el Hospital General de Zona 6 del IMSS, dijo que basado en registros estadísticos, con la entrada del otoño suelen incrementarse los males alérgicos hasta en un 40 por ciento en las consultas de medicina familiar y urgencias, lo que empezó a ocurrir esta semana.

Explicó que durante esta época de nueva estación, los cambios bruscos de temperatura y la humedad propios de la temporada, la caída de las hojas de los árboles y el aire fresco, generan un ambiente propicio para agentes alérgenos que provocan que las personas que sufren de alergias, que se considera es hasta un 15 por ciento de la población, presenten una exacerbación de sus molestias.

Dijo que es recomendable extremar precauciones con las personas que presentan cuadros de resfríos o sólo rinitis de manera continua -hasta dos veces por mes-, ya que es muy probable que se trate de alguna alergia.

El especialista señaló que las dos alergias respiratorias más frecuentemente que se presentan son la rinitis alérgica (reacción inflamatoria en el tejido que recubre la nariz por dentro) y el asma bronquial (enfermedad inflamatoria de la mucosa bronquial que se acompaña de síntomas nasales, oculares o de otras mucosas).

Ambas, responden a estímulos negativos como el frío, la humedad, el polvo de la casa, contaminación ambiental, pelos de animales (perros, gatos), polen y olores fuertes de algunos productos químicos.

En el caso de rinitis alérgica se inflama e irrita la nariz y los ojos de forma repetitiva durante la mañana, cuando hay mayor humedad y frío. En el asma bronquial, el paciente hace crisis de ahogo o fatiga intempestiva durante las noches o por las mañanas, porque no puede introducir aire a sus pulmones.

La rinitis puede derivar en una otitis y sinusitis. El asma, por su parte, si se complica por agentes infecciosos, desarrollará bronconeumonía o neumonía con peligrosas consecuencias para el paciente.

Las crisis asmáticas se manifiestan con tos, silbidos en el pecho, secreciones o flemas y fatiga, que de no ser atendidas oportunamente pueden derivar en otros síntomas como obstrucción del pecho, sensación de falta de aire y tos persistente.

En cuanto a la rinitis alérgica, suele confundirse con un resfriado común por la presencia de flujo nasal transparente, estornudos frecuentes y dolor de cabeza, de ahí la importancia de acudir a una valoración médica.

Quiroz Sáenz exhorta a la población a no automedicarse ya que puede complicar un simple resfrío o alergia y llevar el riesgo de que el tratamiento que prescriba el médico ya no le sea efectivo.

Aconsejó a la población y sobre todo a las personas que sufren alergias, a que incrementen el consumo de frutas y verduras ricas en vitamina C y abrigarse por las mañanas y noches que es cuando el clima es más fresco. También, a no exponerse a los elementos que les provocan irritación como son la maleza, el polen y los vientos que arrastran gérmenes.

Otras sugerencias, indicó, son mantener la casa aseada, libre de polvo y con ventilación adecuada, ya que estos dos agentes llevan a una mayor predisposición a padecer una alergia.