Chihuahua
Dr. César Aguilar Torres aliado de la mujer
Especialista en ginecología oncológica

> Actual director de la Clínica de Mama del Hospital Central y catedrático de la Facultad de Medicina
El Heraldo de Chihuahua
10 de octubre de 2012

Venessa Rivas Medina

Chihuahua, Chihuahua.- La pasión por la medicina es una vocación. A lo largo de su ejercicio en la medicina, el doctor César Aguilar Torres en todo momento ha dedicado su esfuerzo a servir a la comunidad donde labora, dando su mejor esfuerzo, de trato amable y carácter tranquilo, comparte sus conocimientos con las nuevas generaciones de médicos que tienen el deseo de aprender.

La medicina le apasionó desde que era pequeño, decidió especializarse en ginecología oncológica y aunque a menudo le toca dar malas noticias, afirma que el médico no debe perder la sensibilidad y su humanidad a la hora de tratar con los pacientes.

Tuvo la oportunidad de estudiar en la Facultad de Medicina y terminando ingresó a la especialidad de Ginecología y Obstetricia en el Hospital Central Universitario, estando ahí se llamaba la atención varias subespecialidades, sin embargo la oncología lo atrapó.

Su decisión lo llevó a la ciudad de Monterrey, al Hospital número 23 del IMSS "Ignacio Morones Prieto", en este sitio conoció a un doctor de Cuba llamado Nelson Rodríguez, a quien le pidió hacer un diplomado en Laparoscopía Ginecológica en la Habana, Cuba.

Ya estando en Chihuahua ejerciendo decidió cursar un diplomado en Senología en la Universidad La Salle de Pachuca, ello le dio la oportunidad de rotar en Italia con los médicos que habían escrito varios artículos que le habían llamado la atención cuando cursó la especialidad.

Tras su regreso a Monterrey, y al leer algunos artículos de médicos italianos, le gustó aún más la ginecología oncológica. Su experiencia le brindó la oportunidad de dedicarse a la patología mamaria, tanto benigna como cáncer de mama.

Actualmente, es el director de la Clínica de Mama del Hospital Central Universitario y está a cargo del área de Ginecología Oncológica, actividades que combina con la cátedra en la Facultad de Medicina donde imparte las clases de embriología a alumnos de segundo semestre, y ginecología y obstetricia en quinto y sexto semestre.

Este galeno, afirma que la medicina le ha dado grandes satisfacciones, entre ellas poder dar de alta a una paciente después de haber transitado por un problema de cáncer; hacer diagnósticos tempranos y proveer el mejor y más adecuado tratamiento.

Otra de las satisfacciones es conocer grupos de apoyo para este tipo de mujeres, "me es muy satisfactorio, trato de participar dando platicas o temas".

César Aguilar comparte la pasión de la medicina con su esposa Sandra Vidal Flores, quien también es ginecóloga. Ellos tienen un matrimonio feliz, procrearon a 3 hijos: César Armando, Diego y Sandra Sofía. "Ellos son mi mayor orgullo, yo creo que ningún éxito profesional que esté a costa del fracaso de la familia valdría la pena".

Su familia ha sido un pilar importante en su crecimiento profesional, ya que lo han apoyado en cada uno de sus proyectos.

Afirmó que es importante trasmitir los conocimientos a las nuevas generaciones, parte de lo que he hecho es por ese motor, desde que llegó de Monterrey se incorporó a la Facultad de Medicina, y algo de los más gratificante es que con la generación que inició actualmente van a empezar su especialidad, "se siente muy bonito que la mayoría de sus alumnos va a seguir especializándose, algunos se inclinaron al área de ginecología, tal vez por algo que vieron en su maestro".

A sus alumnos les enseña que nunca deben perder su sensibilidad al tratar con los pacientes, porque eso les garantiza que ellos se irán complacidos con el servicio.

"Una de las cosas que tenemos seguras es que los seres humanos no somos eternos, pero que nos digan que tenemos una patología que nos pudiera cortar la vida como seres humanos es difícil. Yo pienso que la obligación del médico es dar un diagnóstico, dar las opciones de tratamiento, pero el pronóstico pienso que lo da Dios, yo creo que todos de alguna manera creemos en un dios ".