Chihuahua
Enseñan cultura oriental a 55 alumnos del Instituto Confucio
El maestro Chen Quiao trabaja como maestro voluntario de chino mandarín en el Instituto Confucio de la UACh.
Amplían actividades
El Heraldo de Chihuahua
9 de septiembre de 2012

De la Redacción

Chihuahua, Chih.-Escribir chino es algo complicado, pero para los 55 alumnos del Instituto Confucio que estudian el idioma chino-mandarín es cosa sencilla, pues uno de los plus del diplomado es que deben aprender no sólo el idioma, sino la cultura y para ello, además de la caligrafía, les darán clases de cocina china, aprenderán a cortar papel picado y la disciplina taichí, entre otras actividades.

La coordinadora del Instituto Confucio, Palmira Chávez Sánchez destacó que se han estado reestructurando los módulos para que los alumnos aprendan un poco más de la cultura china, que sepan cuáles son sus tradiciones, costumbres y lugares más importantes.

En el segundo piso del edificio, los estudiantes reciben su clase de caligrafía, Chen Quiao prepara la tinta y los pinceles para que los estudiantes pongan en práctica lo aprendido.

Cabe destacar que los caracteres chinos pueden ser trazados según cinco estilos históricos. Normalmente todos son realizados con pincel y tinta. Estos estilos están ligados intrínsecamente con la historia de la escritura china. En el diplomado los chicos aprenden el estilo simplificado, mejor conocido como chino-mandarín.

Los muchachos están más despiertos, desean conocer la cultura y el idioma, sobre todo ahora que la economía se enfoca hacia China. El grueso de los alumnos oscila en edades de entre 15 y 25 años de edad, quienes afirman que el idioma es interesante.

El diplomado cuenta con tres horarios, de lunes a viernes de 8:00 a 10:00 y de 17:30 a 19:30 horas, mientras que el curso sabatino es de 8:00 a 14:00 horas. Los alumnos son atendidos por maestros especializados enviados por Hanban, la oficina central de los Institutos Confucio en China, quienes se encargan de capacitarlos, hacer la selección y enviarlos a cada país. Los que vienen a México, como característica, es que deben conocer lo básico del idioma español.

El diplomado consta de 12 módulos de 60 horas cada uno. Los requisitos para ingresar es que tengan como mínimo 15 años y paguen el costo del módulo que es de mil 895 pesos.

Los próximos módulos iniciarán a principios de octubre y las oficinas centrales de Hanban autorizaron al Instituto Confucio otorgue becas a los estudiantes de la Universidad Autónoma de Chihuahua hasta por un 30 por ciento de descuento en el pago del módulo, además las escuelas incorporadas a la UACh podrán obtener hasta un 20 por ciento de condonación.

Una de las innovaciones es que están buscando que los alumnos puedan ingresar a una plataforma informática para que en su casa puedan seguir estudiando el idioma, es decir, tener el chino online.

Palmira Chávez destacó que a la fecha la restructuración del diplomado se debe a que están buscando la internacionalización de la Universidad Autónoma de Chihuahua y que los muchachos al egresar cuenten con un diploma que sea su aval en el mundo, es decir, una certificación HSK similar al TOEFL con un grado entre 4 y 5 que significa un C1 en el marco común europeo, lo cual les da un valor curricular.

Hace cinco años se firmó el convenio con Hanban y la Universidad Autónoma de Chihuahua, pero en las nuevas instalaciones apenas tienen dos años y para finales de este 2012 se espera que llegue el director de origen chino que se encargará de hacer crecer al Instituto Confucio, quien suplirá a Rosario Salas Beall, la actual directora.