Chihuahua
Cesan a 7 bomberos por fiesta en la torre
Una chica se puso traje de bombero para amenizar el festejo, en un escándalo sobre el cual ha hecho mutis la empresa responsable de la seguridad aeroportuaria.
Notas relacionadas
Metieron a mujeres y se embriagaron

> Mostraron vulnerabilidad del aeropuerto y pusieron en riesgo la seguridad
El Heraldo de Chihuahua
10 de julio de 2012

Jesús Manuel Ruiz

Chihuahua, Chihuahua.- Tras la fiesta celebrada por integrantes del Cuerpo de Bomberos del Aeropuerto Roberto Fierro de la ciudad de Chihuahua, todo el departamento fue despedido, es decir, los 7 "rescatistas" que aparecieron en las fotografías, además podrían enfrentar cargos por atentar contra la Seguridad Nacional, incluyendo a las mujeres, porque la evidencia señala que ingirieron bebidas embriagantes, informó la Dirección de Aeronáutica Civil.

A pesar de los anuncios de estas sanciones por parte de la Dirección General en Chihuahua de la SCT, aún falta precisar ¿cómo ingresaron las mujeres?, ¿quiénes se los permitieron?, ¿por qué sabían los bomberos las claves de acceso a la torre de control? y ¿cuántos responsables más hay en el caso?, pero particularmente los responsables de la seguridad y de la concesión deberán responder.

De igual forma, deberán ofrecer respuestas a la duda de si en el pasado ingresaron más personas extrañas a estas áreas y, más aún, si unas jóvenes pudieron meter cerveza, ¿qué más puede ingresar al puerto aéreo sin ser visto?, o ¿qué más puede ser sacado de los aviones en secreto sin que sea reportado?, es decir, que además de la laxa seguridad, queda al descubierto una red de corrupción que evidentemente no se limita sólo al Cuerpo de Bomberos.

La demanda social, reforzada por las autoridades estatales, es que se den de inmediato respuestas, puesto que la percepción social de seguridad que poco a poco se había recuperado en Chihuahua, se ve de nueva cuenta fomentada al ver las deficiencias en uno de los puntos que, se supone, gozan de mayor seguridad en el estado y en la nación.

En el lugar existen más de 60 elementos de vigilancia de forma permanente, que al menos en teoría están distribuidos en las zonas que requieren mayor vigilancia, como es la torre de control, misma que se puede observar desde cualquier punto del inmueble, al igual que lo que sucede dentro de ella.

En ese tenor, la intromisión de más de 10 personas a ésta área no pudo pasar desapercibida por ninguna circunstancia, mucho menos si se tomaron fotos, que muestran la luminosidad de un flash en los reflejos de las ventanas.

Las torres de control, como su nombre lo indica, permiten tener comunicación con cualquier aeronave que viaje en el territorio chihuahuense, por lo que incluso puede representar consecuencias fatales para pilotos y pasajeros el que no cuenten con la información necesaria para aterrizar o para tener información de las condiciones climáticas, por lo que demandan la presencia e información de personal capacitado de forma permanente.

En resumen, la vulneración de la seguridad de la base aérea representa vulnerar la seguridad nacional, de ese tamaño es la omisión que se presentó en el Aeropuerto Internacional, por lo que será el Gobierno federal el que determine las sanciones para este caso, que es considerado en el nivel más alto de las posibles faltas que se pueden cometer en un puerto aéreo y que ameritan prisión.