85 Aniversario
Chihuahua antes de la Independencia
Batalla de Sacramento
Historia y Héroes
El Heraldo de Chihuahua
4 de abril de 2012

De la Redacción

La Villa San Felipe el Real de Chihuahua continuaba organizándose mientras que en otros lugares se gestaba la Independencia Nacional.

En 1803, la población era de 11 mil 600 personas y se instaló el primer reloj público en el frontispicio de la iglesia parroquial.

El 25 de enero de 1811, se expidió el decreto para que las cajas reales de Chihuahua pudieran acuñar moneda.

Debido a que la guerra de independencia incomunicó a la Ciudad de México. La casa de moneda de Chihuahua funcionó de 1811, acuñando casi cuatro millones de pesos en monedas de plata y de cobre, hasta 1814; se cerró en 1817 y se autorizó su reapertura en 1825 y el 1 de agosto de 1832, por decreto de la legislatura local, principió nuevamente a acuñar moneda. En 1837, quedó bajo el control de la Secretaría de Hacienda y fue clausurada el 30 de junio de 1896. El general Francisco Villa restableció la casa de moneda en 1914 y se clausuró al año siguiente.

En marzo de 1811, fueron aprehendidos los caudillos insurgentes de la guerra de Independencia por el capitán Ignacio Elizondo en Acatita de Baján, provincia de Coahuila, y trasladados a la Villa de Chihuahua (residencia del Comandante General), al edificio del colegio de jesuitas en abril de 1811. Fueron juzgados, sentenciados a muerte y fusilados en diferentes fechas en el interior del mismo.

Fueron alrededor de 20, entre los que se destacan don Miguel Hidalgo y Costilla, fusilado el 30 de julio, Ignacio Camargo, Ignacio José de Allende, Juan de Aldama, José Mariano Jiménez.

El fusilamiento de los ilustres prisioneros se hizo en el interior del colegio de jesuitas (palacio de gobierno), y fueron sepultados en el cementerio de San Felipe (jardín Abraham González), con excepción del cadáver decapitado del señor cura Hidalgo, que se inhumó en la capilla de San Antonio, anexa al templo de San Francisco.

En los meses de abril a julio de 1811, se encarcela al cura don Miguel Hidalgo y Costilla, en este periodo se le juzga, degrada y fusila por las autoridades españolas. Su carcelero fue Melchor Guaspe, de quien recibió un trato de excelencia, motivo por el cual el cura Hidalgo le escribió versos en la pared del calabozo. También le dedico una décima al cabo Miguel Ortega, que formó parte de la guardia que lo custodió durante el tiempo de su cautiverio, mismas que todavía se pueden leer en lo que ahora es el museo de Hidalgo.

El ayuntamiento de la Villa funcionó con su estructura hasta el 2 de abril de 1814, fecha en que se hizo elección popular de acuerdo con los preceptos del art. 320 de la Constitución Española de Cádiz, integrándose Chihuahua por dos alcaldes, ocho regidores y dos síndicos. Pero en octubre del mismo año (1814), regresó el Rey Fernando VII al trono español y derogó todas las leyes que habían expedido las cortes, restableció el poder absoluto y todo regresó a como estaba anteriormente.

El 19 de julio de 1823, el Congreso Nacional Constituyente aprobó la división de la Nueva Vizcaya en dos provincias llamadas Durango y Chihuahua. El decreto fue publicado el 21 de julio de 1823, siendo Presidente de la República, Mariano Michelena, y se le asignaba una diputación provincial. La Villa fue elevada a la categoría de ciudad, denominándose exclusivamente Chihuahua, y señalada como capital de la provincia de su misma denominación. Desde entonces, es la residencia de los supremos poderes locales. Solo transitoriamente, por causas de fuerza mayor, se han cambiado temporalmente a otras poblaciones.

Asumió la jefatura política don Mariano Horcasitas. Inmediatamente se verificó la elección de los componentes de la diputación provincial y el Jefe Político, que pertenecía a la orden de terciarios de los franciscanos, señaló el día 4 de octubre del mismo año para su instalación, en honor del santo patrono de la ciudad. En dicha fecha se instalaron, pues, las primeras autoridades de la naciente provincia de Chihuahua.

En agosto de 1823, se exhuma el cuerpo del cura Hidalgo y se lleva a México, junto con Allende, Aldama y Jiménez. El censo del 25 de octubre de 1823, publicado por don José María Ponce de León en sus "Reseñas Históricas del estado de Chihuahua", da al mencionado partido de la capital 9 mil 250 habitantes.

El 9 de octubre de 1823, la diputación provincial dictó un acuerdo declarando su patrona a la Virgen de Guadalupe y dispuso que se celebrara la fiesta del día 12 de diciembre. En 1824, se estableció el servicio de policía (el cuerpo de serenos), destinado a la vigilancia nocturna de la ciudad.

A finales de 1824, se inició el alumbrado de la ciudad con mecheros de manteca (grasa del ganado vacuno), estableciéndose en agosto de 1831, el alumbrado público. El petróleo llegó a los hogares chihuahuenses a fines de 1865, traído inicialmente por la casa comercial de Muller y Mark, fue hasta quince años después (1880) que se colocaron en las esquinas de la ciudad. El alumbrado eléctrico se introdujo el año de 1895, y, dos años después, se instaló en plazas y calles por el ayuntamiento que presidió don Ignacio Enríquez.

El primer periódico, en el formato tradicional y con orientación política definida, fue el "Periódico Religioso Moral" que se distribuía quincenalmente. Los primeros periódicos aparecieron en 1826 y el "Periódico Oficial" comenzó a publicarse en abril de 1835.

En 1833, azotó por primera vez en la ciudad una enfermedad epidémica, era la colera-morbus, causó 779 víctimas en todo el estado.

Con carácter de órgano del gobierno del estado, se fundó "El Noticioso de Chihuahua", semanario que emitió su primer publicación el 3 de abril de 1835. A partir de esta fecha, hubo numerosos periódicos que, con distintos títulos, se publicaron por cortos periodos, no es sino hasta el 20 de agosto de 1877, cuando por primera vez en la historia del estado, se imprime una publicación con el nombre de Periódico Oficial.

El 2 de marzo de 1847, una brigada de tropas angloamericanas de las tres armas, desprendida de Santa Fe de Nuevo México y bajo el mando del Coronel Alejandro Doniphan, ocupó la plaza de Chihuahua, después de haber derrotado a las tropas chihuahuenses en Temascalitos y el Sacramento.

El 5 de mayo de 1862, don Mariano Sáenz construyó a sus expensas el primer edificio destinado expresamente para teatro, se le denominó "Teatro de Zaragoza", estuvo ubicado en la calle de La Libertad, cerca de la actual Plaza de Merino y se estrenó con la obra "Los Franceses en México".

El 15 de septiembre de 1877, se inauguró por el gobernador del estado, general Angel Trías el "Teatro Betancourt", ubicado en la calle de La Libertad, construido por el jalisciense don Miguel Betancourt, que tenía mas de veinte años radicado en Chihuahua. Con una celebración del "Grito de la Independencia", perduró hasta el 27 de mayo de 1904 en que fue destruido por un incendio. Se inaugura el "Teatro Coronado", que estuvo en la calle de Ojinaga y desapareció también por un incendio. Lo edificó el señor Betancourt.

El 12 de octubre de 1864, arribó a la ciudad el titular del Poder Ejecutivo Federal, Lic. Benito Juárez, con motivo de los acontecimientos de la intervención francesa y el imperio. Venía acompañado de sus Secretarios de estado, despacharon en la residencia oficial del gobierno del estado.

En abril de 1866, se estableció la primera línea de diligencias para pasajeros y bultos ligeros entre las ciudades de Chihuahua y San Antonio, Texas, con dos corridas mensuales.