Chihuahua
Anuncian el nuevo canje de placas
Las placas de circulación tendrán una vigencia hasta 2014.
A partir de enero

> Espera Gobierno recaudar más de $360 millones
El Heraldo de Chihuahua
29 de noviembre de 2011

Jesús Manuel Ruiz

Chihuahua, Chihuahua.- A partir del primero de enero de 2012 más de un millón 200 mil vehículos deberán efectuar el canje de sus placas metálicas que tendrán vigencia de 2011 al 2014, con lo que el estado recaudará más de 360 millones de pesos, sin contar el costo del engomado ecológico que podría ser el instrumento que permita la identificación de los vehículos chuecos.

Hasta la tarde de ayer el gobernador del estado, César Duarte Jáquez, mantenía reuniones con el titular de la Secretaría de Hacienda, José Meade Kuribreña, así como con personal de Gobernación, con la finalidad de definir la situación del engomado, que corresponderá jurídicamente a los ayuntamientos implementar, mientras que a la Secretaría de Ecología estatal le compete la aplicación de acuerdo a las normas vigentes, en el transitorio contenido en la Ley de Equilibrio Ecológico.

Lo anterior en cumplimiento a las leyes y reglamentos vigentes, así como a la Norma Oficial Mexicana que fundamenta la Secretaría de Comunicaciones y Transportes sobre la obligatoriedad de los estados para cambiar las placas vehiculares cada tres años y en virtud a que el último canje de placas se llevó a cabo en 2008 en la entidad, y ahora corresponde el cambio en el 2012.

Este canje se realiza además con la finalidad de tener un mejor control vehicular, contar con un padrón actualizado de datos, así como para evitar la circulación de vehículos sin placas.

Asimismo, las especificaciones de las nuevas placas, tanto de transporte público como privado y fronterizo, de demostración, de policía, tránsito y motocicletas, cuentan con código de barras y sellos de alta seguridad.

Destaca también por el alto impacto económico y social en la vida de los chihuahuenses, las reformas efectuadas al Código Fiscal del Estado, para la derogación de los preceptos inherentes al Impuesto Sobre Tenencia o Uso de Vehículos en el Estado, a fin de que la economía familiar de los chihuahuenses no se vea tan afectada.

El reclamo social para derogar este impuesto viene décadas atrás y por ello, aunque su eliminación constituye una disminución a los ingresos estatales, el propósito recaudatorio quedó a un lado frente a la necesidad de disminuir las cargas fiscales a los contribuyentes para apoyarlos en las condiciones por las que atraviesa la economía nacional.