Chihuahua
Viven solos 13.7% de adultos mayores
Muchos sufren maltrato y abandono total.
> La población total es de 282 mil 725 en Chihuahua
El Heraldo de Chihuahua
3 de octubre de 2011

Yolanda Muñoz

Chihuahua, Chihuahua.- La población total de adultos mayores en el estado de Chihuahua es de 282 mil 725 y de estos un 13.7 por ciento viven solos, de acuerdo con el censo 2010 del INEGI. Dichas cifras preocupan a instituciones encargadas del cuidado de este gremio, pues la entidad ha sido una de las que se ha distinguido por contar con una sociedad de poca conciencia, atención y respeto a este grupo.

Según las estadísticas, el crecimiento de este sector poblacional aumentará en los próximos años, pues de 1990 al año 2010 los adultos de 60 años y más pasaron de 149 mil 915 a la cifra mencionada, teniendo un crecimiento de 3.18 por ciento en dicho periodo.

Según registros del Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores, delegación Chihuahua, decenas de adultos mayores no sólo son abandonados sino que son maltratados física y sicológicamente por sus propios hijos, por lo cual se hace necesaria una "valoración de actitudes y cambio de cultura en la sociedad actual".

La Ley de los Derechos de las Personas Adultas Mayores, indica que la familia del anciano deberá cumplir con su función social al proporcionar los satisfactores necesarios para su atención y desarrollo integral; sin embargo dicha realidad no se cumple para muchos de los ancianos.

En Chihuahua la mayoría de la población de 60 años y más forma parte de hogares familiares; sin embargo ello no los exime de vivir en situaciones de abandono y maltrato dentro de su propio hogar.

Conforme al Censo de 2010 uno de cada cinco hogares está integrado por al menos una persona de 60 años y más, y 77.9 por ciento son familiares del adulto.

Por otra parte, existen quienes por diferentes causas han tenido que vivir solos, ya sea por preferencia personal, parejas o personas solteras que no tuvieron hijos, viudos, entre otros.

Asimismo existen también los adultos mayores que sin recibir atención y cuidados necesarios, han sido abandonados en asilos, despojados de sus bienes, maltratados por los familiares, que de acuerdo con información proporcionada por el Inapam, han sido en ocasiones denunciados a dicha institución, sin embargo en pocos de estos se ha podido proceder legalmente, pues la mayoría no decide demandar, en ocasiones por compasión o miedo a sus propios agresores, quienes regularmente son familiares.

Conforme el INEGI, para un adulto mayor vivir solo representa retos importantes en la calidad de vida y en el estado anímico, pues vinculado a la edad es frecuente que se presenten enfermedades degenerativas o limitaciones físicas, las cuales requieren del apoyo de familiares o amigos.