Chihuahua
Derraman agua 5 presas del estado
Las presas Abraham González, en Guerrero; Las Chepas, en Bachíniva; Sitúriachi, en San Juanito y Las Vírgenes, ya se encuentran vertiendo. Foto: El Heraldo de Chihuahua
En riesgo de perderse los recursos
El Heraldo de Chihuahua
3 de agosto de 2010

De la Redacción

Chihuahua, Chih.- Julio se convirtió en el mes con más captación de lluvia en la historia reciente del estado de Chihuahua y 5 de las principales presas de la entidad están al máximo de su capacidad y pronto podría serlo La Boquilla que llegó ya al 80%, por eso a partir de ayer se reforzó el Plan de Contingencias por Temporada de Lluvias 2010 y se decretó el estado preventivo que todas las dependencias que integran el Consejo de Protección Civil en el estado.

Las presas Abraham González, en Guerrero; Las Chepas, en Bachíniva; Sitúriachi, en San Juanito y Las Vírgenes, ya se encuentran vertiendo; mientras que la Presa San Gabriel ya llegó al 85% y La Boquilla al 80%, y en los próximos días podrían comenzar a derramar agua.

Ante esta situación el secretario de Seguridad Pública del Estado, Gustavo Zabre Ochoa, dio a conocer el programa de acciones y medidas preventivas que los integrantes del gabinete Gobierno del Estado, por instrucciones del Gobernador, ha implementado en la entidad a fin de proteger la integridad física de la población y reducir el efecto destructivo de los fenómenos hidrometeorológicos.

Por lo anterior -enfatizó el secretario de Seguridad Pública Estatal- no deriva de una situación de emergencia, sino de estar atentos y preparados para cualquier situación que pudiera presentarse en los próximos días en la entidad, en virtud de las abundantes precipitaciones pluviales que se registran en la mayor parte del estado y como parte del Plan de Contingencias de la temporada 2010 "Por si las lluvias".

Destacó además que la preocupación del titular del Poder Ejecutivo al reunir a su gabinete, se basó en que para agosto de 2009 la precipitación pluvial fue de 5 mil 400 metros cúbicos de agua y en julio de 2010 la precipitación es de 7 mil 407 metros cúbicos, lo que habla de 2 mil metros cúbicos más de agua que cayó en el estado y aún faltan los meses de agosto y septiembre que son los meses más lluviosos, por lo que enciende la situación de alerta para las dependencias, a fin de prevenir y atender lo que se pudiera presentar.

Al dar a conocer un comparativo de la situación que guardan las principales presas y cuerpos de agua en relación al mes de agosto del año pasado, informó que en La Boquilla la capacidad de esta presa era del 71% en 2009, actualmente se encuentra en un 77%; la Francisco I. Madero "Las Vírgenes" 42% en 2009, pero a la fecha está en el 104% de su capacidad; la Luis L. León 103% en 2009 y actualmente está en un 124%; la Abraham González 84% en 2009 y ahora al 104%; Lago Colina estaba al 100% y actualmente se encuentra en iguales condiciones.

En temporada de lluvias -dijo- estas presas, cuando rebasan su capacidad o a la hora del desfogue, son las que pueden generar más daños y en razón de esta situación se están estableciendo los mecanismos de comunicación, así como realizar el desfogue pausado y preventivo antes de que se presenten mayores caudales de agua y mantener comunicación y coordinación permanente entre los 3 niveles de gobierno.

Semarnat y los ayuntamientos de Ciudad Juárez y Chihuahua iniciaron un plan de limpieza de diques y arroyos hace más de un mes, por lo que actualmente se encuentran preparados para soportar la llegada de agua, sin embargo -dijo- se debe estar preparado por si se rebasa la capacidad de agua de diques y arroyos, lo que implicaría riesgo para la población civil.



Las estrategias son:

* Dar a conocer las áreas susceptibles de inundación y zonas de alto riesgo, como ríos, arroyos y presas entre otros cuerpos de agua.

* Establecer la coordinación entre autoridades federales, estatales y municipales, así como con cuerpos de seguridad, auxilio y rescate para la implementación del programa de prevención, atención y auxilio ante las contingencias de la temporada.

* Definir responsabilidades y alcances de cada organismo y dependencia durante la activación del programa.

* Difundir en la población las medidas de seguridad que se deben seguir antes, durante y después de la emergencia a fin de evitar pérdidas materiales y humanas.

* Conocer y ubicar los recursos humanos y materiales disponibles en el estado durante el desarrollo del plan.

* Involucrar a la población en la participación activa sobre condiciones climatológicas, respeto a las señales de las zonas de peligro y simulacros, que les permita mantenerse alerta ante la presente temporada de lluvias.

Las dependencias participantes en este programa son: las secretarías de Educación y Cultura, de Comunicaciones y Obras Pública, de Desarrollo Urbano y Ecología, de Seguridad Pública Estatal, a través de las direcciones de Operación Preventiva, de de Vialidad y la Unidad Estatal de Protección Civil, así como la Secretaría de Desarrollo Municipal, de Desarrollo Rural, el Instituto de la Vivienda, DIF Estatal y los DIF municipales. Además, la Junta Central de Agua y Saneamiento, el Sistema Estatal de Salud, además de la Coordinación de Comunicación Social, la Coordinación del Programa Encuentro con Nuestra Gente, la Coordinación Estatal de la Tarahumara.

En caso de emergencia, los grupos creados son: el de "Aprovisionamiento y refugios temporales"; el de "Búsqueda, salvamento y rescate"; "Evaluación de daños"; "Seguridad"; "Servicios estratégicos"; "Salud" y y "Comunicación social".