Chihuahua
Aprueban ley contra narcomenudeo
Obliga a autoridades municipales y estatales a prevenir el consumo de droga. Foto: Archivo
Permite al estado castigar delitos contra la salud
El Heraldo de Chihuahua
12 de marzo de 2010

De la redacción

Chihuahua, Chihuahua.- El Congreso del Estado aprobó ayer las reformas y adiciones que conforman la nueva Ley Estatal en Contra del Narcomenudeo, que obligan a las autoridades municipales y estatales a prevenir el consumo de drogas entre los chihuahuenses, su rehabilitación, así como la persecución y castigo de los delitos contra la salud, una vez que entre en vigor, en el 2011, conforme a lo informado por presidente de la Comisión de Justicia, Roberto Lara.

La ley se compone de una serie de modificaciones a la Ley Estatal de Salud, la Ley para la Prevención de las Adicciones, Tratamiento, Disminución de Daño y Reinserción Social de Personas con Adicción en el Estado de Chihuahua, el Código de Procedimientos Penales del Estado de Chihuahua y la Ley de Ejecución de Penas y Medidas de Seguridad del Estado de Chihuahua.

De acuerdo a lo informado por los legisladores, las reformas están encaminadas a que las autoridades estatales realicen acciones dirigidas a la prevención del consumo de narcóticos y atención a las adicciones, además de fortalecer la colaboración con la Federación en la lucha contra la delincuencia organizada.

Se adecúa el marco legal para que el Gobierno del Estado asuma la responsabilidad de prevenir las adicciones a través de campañas permanentes de información y orientación al público en torno a los daños a la salud que provoca la ingesta de estupefacientes y psicotrópicos, además de brindar la atención médica y los tratamientos para la rehabilitación.

La legislación señala que el Ministerio Público o el juez de Garantías, tan pronto identifiquen que una persona relacionada con un procedimiento es farmacodependiente, informen de inmediato, y, en su caso, soliciten la intervención de la Secretaría de Salud para que el adicto sea enviado a tratamiento.

Esto último a diferencia de las personas que sean identificadas como narcomenudistas, las cuales serán puestas a disposición de un juez de Garantías, que iniciará el proceso judicial en colaboración con las autoridades federales, incluso con la facultad de clausurar los establecimientos donde se detecte la venta minoritaria de drogas.

De la Ley para la Prevención de las Adicciones, Tratamiento, Disminución de Daño y Reinserción Social de Personas con Adicción en el Estado de Chihuahua, se establece que el Estado tendrá a su cargo la creación de centros especializados para el tratamiento, atención y rehabilitación de adictos o farmacodependientes con base en sistemas modernos de tratamiento y rehabilitación, fundamentados en el respeto a la integridad y a la libre decisión del sujeto.

La ubicación de estos centros se basará en estudios rigurosos del impacto de las adicciones en las regiones del estado.

Asimismo, fomentará el establecimiento de estos centros por parte de los sectores social y privado, correspondiendo a la Secretaría de Seguridad Pública participar en la prevención y combate a las actividades de posesión, comercio o suministro de estupefacientes y psicotrópicos, cuando esas actividades se realicen en lugares públicos, actuando según atribuciones.

Del Código de Procedimientos Penales del Estado de Chihuahua, que instituye la facultad de que el Ministerio Público Estatal inicie la investigación y el aviso a la Secretaría de Salud del Estado cuando un farmacodependiente se encuentre acusado de cometer un delito, a fin de que dicha autoridad intervenga para la resolución del caso.

Además, tratándose de delitos de narcomenudeo, la Procuraduría General de Justicia podrá solicitar al Ministerio Público de la Federación autorización para que agentes de Policía sujetos a la conducción y mando de aquella, adquieran o reciban la transmisión material de algún narcótico a fin de lograr la detención de la o las personas de quienes se sospeche estén involucrados en la comercialización o suministro de narcóticos o de la posesión de los mismos con dichos fines y el aseguramiento correspondiente.

De la Ley de Ejecución de penas y Medidas de Seguridad del Estado de Chihuahua, se estableció que para el otorgamiento de la libertad preparatoria, así como de la condena condicional, no se considerará como antecedente de mala conducta el relativo a que se le haya considerado farmacodependiente, pero sí se exigirá en todo caso que el sentenciado se someta al tratamiento médico correspondiente para su rehabilitación, bajo vigilancia.

De igual forma se prevé que los servicios de rehabilitación estarán siempre a disposición del farmacodependiente en todos los establecimientos penitenciarios.



Aspectos relevantes de la ley:



* Depuración efectiva de los cuerpos policiacos

* Obligación estatal y municipal de perseguir el narcomenudeo

* Obligación estatal para investigar el narcomenudeo

* Obligación estatal de procesar penalmente el narcomenudeo

* Sumar al estado al programa nacional para prevenir el consumo de drogas

* Articular campañas de prevención sobre el uso de drogas

* Atención médica para los adictos

* Creación de un sistema de centros de rehabilitación