Estado de México
Mató a su hijo; $5 mil de multa
Y quedó libre: beneficios del nuevo sistema penal
El Sol de Toluca
2 de marzo de 2010

Magdalena Santiago Martínez

Los beneficios del nuevo sistema penal acusatorio adversarial fueron palpables para una mujer de Almoloya de Juárez, quien no obstante que mató a su hijo a escasos minutos de nacido, ya no tuvo que purgar su condena en la cárcel, sino cubrir únicamente la cantidad de cinco mil 195 pesos, pues se le sustituyó la pena de prisión y se le impusieron multas.

Juana Dávila Flores, jueza de Control, de la Cuarta Sala del edificio de Juzgados Orales de Almoloya de Juárez, encabezó la audiencia de juicio abreviado, dentro de la causa penal 113/2009 que se instruyó a Patricia Enríquez Alvarez, 25 años de edad, acusada del delito de homicidio en agravio de su hijo, a quien privó de la vida en su domicilio de San José La Gavia, municipio de Almoloya de Juárez.

De un lado de la Sala, se encontraba la fiscal Martha María del Carmen Hernández Alvarez, subprocuradora general de Coordinación de la PGJEM, y en el otro extremo la defensa particular, quien peticionó el juicio abreviado ya que su defendida aceptó tener responsabilidad en los hechos y por lo tanto se acogió a la aplicación de la pena mínima, reducida a un tercio, sin perjuicio de otros beneficios.

Durante la audiencia de juicio abreviado, se dio a conocer que Patricia Enríquez Alvarez dio a luz en un área de su domicilio entre el seis y ocho de diciembre del año pasado, y de acuerdo con una pericial en medicina, el bebé de sexo masculino nació con vida.

Acto seguido, la mujer infirió cuatro heridas al pequeño en tórax y abdomen con un objeto punzocortante, lo que le provocó la muerte. Enseguida envolvió el cuerpo en una franela blanca y lo metió en una bolsa negra, para después llevarla a una fosa séptica colocándole piedras encima.

El cadáver del bebé fue hallado el diez de diciembre por dos mujeres que dieron aviso a policías municipales de Almoloya de Juárez.

Presuntamente la madre privó de la vida al bebé porque dijo que fue producto de una violación, por lo cual ocultó también su embarazo a su esposo, colocándose una banda en el abdomen porque decía que le dolía la cintura.

Luego de declarar un receso de 20 minutos, la jueza Juana Dávila Flores dio a conocer su sentencia a las partes, incluyendo a la responsable que se encontraba dentro de una burbuja de cristal, y quien fue condenada a una pena de prisión de dos años así como al pago de una multa por dos mil 597.50 pesos, y en caso de insolvencia económica se le sustituiría por jornadas de trabajo a favor de la comunidad.

Sin embargo, en concordia con el nuevo sistema penal, se le sustituyó la pena de prisión por otros 50 días multa, equivalentes a dos mil 597.50 pesos.

De modo que se le condenó a cubrir una cantidad acumulada de cinco mil 195 pesos, por su responsabilidad en la muerte de su pequeño hijo.(a)