Justicia
Ejecutan a comandante y agente de la ministerial
El comandante Carlos Manuel Carmona, de 47 años, era originario de Nonoava y el agente Juan Antonio Alvídrez Baca, de 33 años, era de Parral. Foto: El Heraldo de Chihuahua
En carretera Cuauhtémoc-Madera
El Heraldo de Chihuahua
8 de julio de 2009

De la redacción

Chihuahua, Chihuahua.- Eran el comandante del destacamento en Madera, Carlos Manuel Carmona, de 47 años, y el agente Juan Antonio Alvídrez Baca, de 33, los dos ministeriales emboscados y ejecutados en la carretera Guerrero-Madera.

El comandante era originario de Nonoava, y el segundo de Parral, éste además estaba estudiando la licenciatura en Derecho Burocrático.

Fue en el kilómetro 51 más 500 de la carretera que conduce de Guerrero a Madera, entre los poblados de Santo Tomás y Tejolócachi, donde el comandante Manuel Carlos Carmona Martínez y el agente Juan Antonio Alvídrez Baca fueron emboscados y ejecutados por un comando armado; los integrantes del grupo de sicarios descargaron por lo menos 41 casquillos de arma calibre 7.62x39 y 15 más calibre .223 para acabar con la vida de los agentes investigadores del destacamento de Madera.

Los cuerpos fueron trasladados al laboratorio de Servicios Periciales junto con dos pick up oficiales, las cuales presentaban múltiples impactos de proyectil de arma de fuego.

El comandante Carmona tenía 47 años y era originario de Nonoava, pero tenía domicilio en Chihuahua; actualmente fungía como el más alto mando de Madera, sin embargo sirvió a la corporación desde varios puestos, pues ingresó a la misma desde 1992.

Se caracterizó por ser un hombre preparado e interesado en actualizar sus conocimientos, enfocándolos a las áreas de oportunidad en la región, como la Investigación sobre Autos Robados, sobre lo que recibió un curso en Estados Unidos.

En lo que se refiere al agente Juan Antonio Alvídrez Baca, éste tenía 33 años, y era originario de Parral; estaba destacamentado en Madera y se encontraba cursando la licenciatura en Derecho Burocrático, dio alta en la extinta Policía Judicial del Estado en el año 1999 y de entonces a la fecha recibió diversas capacitaciones como: Metodología de Investigación Científica, Entrenamiento Básico para la Policía Judicial y Curso de la Escena del Crimen.

La Procuraduría General de Justicia del Estado destacó su labor dentro de las filas de la corporación.