Chihuahua
Falleció ayer el destacado muralista Aarón Piña Mora
El pintor y muralista Aarón Piña Mora, padre del exrector de la Universidad Autonoma de Chihuahua, Dr. Sergio Piña Marshall, murió ayer a la edad de 95 años. Foto: El Heraldo de Chihuahua
Fundó la escuela de Artes Plasticas
El Heraldo de Chihuahua
20 de abril de 2009

Flora Chacón

Chihuahua, Chihuahua.- Este domingo por la mañana falleció el destacado muralista Aarón Piña Mora, a los 95 años de edad, víctima de un paro respiratorio, quien a pesar de no haber nacido en Chihuahua, le deja un importante legado cultural.

El cuerpo del padre del ex rector de la Universidad Autónoma de Chihuahua, Sergio Piña Marshall, fue trasladado a Mausoleos Luz Eterna, donde sería velado y posteriormente cremado.

Aarón Piña Mora nació en Hidalgo, en enero de 1914, donde comenzó su carrera como pintor y muralista, pero sería en Chihuahua donde dejaría la impronta de su arte, sobre todo en los muros del Palacio de Gobierno, los Talleres Gráficos del Estado y del hotel Posada Tierra Blanca, donde destaca "La profecía de la raza cósmica", un completo mural donde Piña Mora plasmó todas sus creencias y visiones.

Aunque también estudió contabilidad, fue la pintura la que le atrapó incluso para convertirse en instructor y promotor cultural, compartiendo su destreza y sensibilidad con cientos de jóvenes arrobados con su técnica para representar pasajes históricos y ensoñaciones, llegando a fundar en 1946 la primera Escuela de Artes Plásticas que hubo en Chihuahua, y posteriormente la Escuela de Artes Plásticas de la Universidad Autónoma de Chihuahua.

Hasta antes de los años sesenta plasmó parte de la historia de Chihuahua en los Muros del Palacio de Gobierno, reconocidos ahora por la gran dedicación en el detalle; en la década siguiente comenzaría la obra monumental que ahora le simboliza: el mural "La profecía de la raza cósmica", en el Hotel Posada Tierra Blanca, basado en la obra del pensador José Vasconcelos "La raza cósmica"; mientras que en 1993 pintó el mural "Los vencedores del desierto", en el Teatro de Delicias.

Además, Piña Mora pintó obra de caballete en varios formatos y técnicas y en su honor la UACh nombró una sala del Centro Cultural Universitario Quinta Gameros con su nombre; el Centro de Investigaciones Históricas le entregó un pergamino por su labor cultural y en 1989 recibió el premio Tomás Valles en área de Bellas Artes.

Con su fallecimiento se va uno de los grandes artistas de México, el último gran muralista, que recientemente fue homenajeado con la presentación en Casa Chihuahua, de un documental sobre su vida y obra.