Tuxtla Gutiérrez
Lenguas zapoteca, kanjobal, mame y tojolabal han perdido participación
LAS lenguas indígenas se van perdiendo poco a poco.
Kanjobal, la de mayor pérdida al pasar de 1.4 a 0.5 por ciento en 2010
El Heraldo de Chiapas
21 de enero de 2012

ISAÍ LÓPEZ



Los pueblos indígenas han sobrevivido durante los últimos cinco siglos, dado a que han sabido adaptarse a las nuevas realidades; ser indígena no ha significado aferrarse al pasado, sino saber armonizar el cambio con la continuidad, la fidelidad a las tradiciones con la capacidad de adaptación, dijo el secretario de Pueblos y Culturas Indígenas Jesús Caridad Aguilar Muñoz.

Reportó que entre las 10 principales lenguas indígenas a nivel nacional, el tseltal ocupa el cuarto lugar con 474 mil 298 hablantes; el tsotsil ocupa el sexto lugar y por orden de importancia la lengua chol, no ha variado su participación en las últimas dos décadas; en cambio, las lenguas zapoteca, kanjobal, mame y tojolabal han perdido participación porcentual en los últimos censos. De éstas, el kanjobal registró la mayor pérdida al pasar de 1.4 a 0.5 por ciento en el 2010.

Chiapas se destaca como una de las entidades con mayor diversidad lingüística de México, dado que del total de 6 millones 913 mil 362 hablantes de lengua indígena, esta entidad cuenta con un millón 275 mil 391, de los cuales 97.81 por ciento se considera indígena y el 1.90 por ciento no lo hace.

Aguilar Muñoz indicó -en reunión de trabajo con diputados locales- que en el estado las lenguas tseltal y tsotsil son todavía las más habladas; del año 1990 al 2010, se incrementaron de 36.1 por ciento a 37.9, y de 31.7 a 34.5 por ciento respectivamente, lo que les permite una mayor presencia.

El secretario destacó que en su mayoría, la población que habla alguna lengua indígena también habla español, sin embargo, un número considerable es monolingüe. En 1990, cerca de 229 mil personas de cinco años y más que hablaban una lengua indígena no hablaban español, número que ascendió en el año 2000 hasta 296 mil personas, a partir del 2010 se consideran 371 mil personas.

"Por tal motivo, en Chiapas gobernar con respeto a la diversidad de identidades culturales no es una opción o algo que pueda negarse, es una obligación, y más aún cuando en México la población indígena tiene un Índice de Desarrollo Humano (IDH) del 11.3 por ciento, menor que el de la población mexicana no indígena y donde el aspecto más vulnerable es el ingreso, con una brecha de desigualdad de 17 por ciento", agregó.

Refirió que en Chiapas, de los 28 municipios con menor IDH, en 20 se registra el 70 por ciento de su población como hablante de lengua indígena, por lo que el compromiso es avanzar en el reconocimiento y ejercicio pleno de sus derechos colectivos e individuales, con fortalecimiento a sus capacidades para el autodesarrollo, protección del patrimonio natural, sus formas de gobierno y de libre determinación.

Admitió que los usos y costumbres son la pieza clave para entender el funcionamiento de las formas de gobierno indígena, que organizan y rigen la vida comunitaria, por ello, se han impulsado los derechos de esos pueblos, lo que ha permitido la solución de conflictos sociales, políticos, religiosos, agrarios y penales.

A la vez, para contribuir a la seguridad alimentaria, el ingreso familiar y el bienestar de la población de esas comunidades, se aplicaron el año pasado 4 millones 647 mil 189 pesos para contribuir a mejorar sus condiciones de vida.