México
Cae el "Dragón"; ejecutó a policías en Coatzacoalcos
El "Dragón", detenido gracias a una denuncia anónima. Foto: Diario de Xalapa.
Organización Editorial Mexicana
30 de mayo de 2011


Roberto Sosa González/Diario de Xalapa

Coatzacoalcos, Ver.- Efectivos del Ejército Mexicano detienen al Dragón; lo consideran presunto responsable de diversos secuestros y la muerte de mandos policiacos en el sur de la entidad.

La Secretaría de la Defensa Nacional capturó a Alejandro Castro Chirinos, el Dragón, originario de Tonalá, Chiapas, quien supuestamente confesó haber asesinado a cuatro policías, una mujer y al periodista Noel López Olguín, de la zona de Acayucan y Jáltipan, respectivamente.

Una denuncia anónima dio origen a la intervención de personal del Ejército Mexicano, quien implementó un operativo que dio como resultado, la detención de Alejandro Castro Chirinos, quien de acuerdo con la Sedena, es originario del estado de Chiapas y operaba como jefe de plaza en ésta ciudad.

Información de la Secretaría de la Defensa Nacional señala a Castro Chirinos, como responsable del secuestro y posterior homicidio del periodista Noel López Olguin, del municipio de Jáltipan, así como de un jefe policiaco en el municipio de Nanchital y del homicidio del comandante de Cosoleacaque y dos de sus escoltas.

Al Dragón se le decomisó una pistola que presuntamente tiene la facultad de penetrar blindajes, así como una camioneta propiedad del ginecólogo Gerardo Rodríguez que la había dado como pago por su liberación.

Ante los efectivos del Ejército, el inculpado aceptó su participación en la emboscada contra el comandante de la Policía Intermunicipal Coatzacoalcos-Minatitlán-Cosoleacaque-Nanchital Juan Carlos Limón Jacobo, durante abril, entre otros ilícitos.

Los militares fueron informados sobre la presencia de un individuo armado que estaba amenazando a los vecinos en la calle Matamoros número 36, en la colonia Lázaro Cárdenas, en Coatzacoalcos.

Los militares aseguraron al presunto asesino en el momento en que ingresaba a su domicilio, donde le decomisaron una pistola calibre 5.7 por 28, de las conocidas como "mata policías", un cargador de ese calibre y una camioneta Ford F-150.