Comunidad y Cultura Local
Se dicen muchas cosas del sexo
El Heraldo de Chiapas
30 de septiembre de 2010

SAÚL GOHÉ



Tal vez el secreto de ser público de teatro está en ver, simplemente en ver, sentarse y quedarse hasta el final de la función, jamás cometer la estupidez de irse a mitad de la obra sólo porque no es muy agradable.

Conozco de teatro, de crítica literaria, un poco. Sin embargo olvido cómo debe empezarse una nota. Sólo escribo y veo con amor al teatro. Hasta ahora no sé cuando una obra es mala. Y cuando me preguntan ¿te gustó?, no tengo más respuesta que un sí.

El jueves 23 de septiembre los alumnos del 8º semestre de la licenciatura en Gestión y Promoción de las Artes de la Unicach presentaron la obra de teatro Se dicen muchas cosas del sexo, de los hermanos Antonio y Javier Malpica, ejercicio escénico apoyado por otros chicos de la misma licenciatura, bajo la asesoría de Jorge Zárate.

Es una obra escrita para los jóvenes y, obviamente, también para los padres. No por eso es ñoña, al contrario, es divertida. Es una comedia, que si mejora en ritmo y tiempo puede dar buenos frutos. Dentro de las sorpresas que me llevé es que encontré a José Carlos Torres en escena, estuvo conmigo en el primer taller de teatro que tomé en Espacio Teatral Universitario, y a estas fechas ha mejorado mucho. Se le ve serio, decido.

Me da gusto ver teatro, teatro fuera de mi casa, con gente joven. Los actores se veían ilusionados, nerviosos. La magia del teatro, creo, radica en la fe y ellos lo experimentaron. Ojalá que la gente joven de Tuxtla pueda darse una vuelta por la Sala de Artes Escénicas "Carlos Olmos". Este es el teatro que se puede hacer en Chiapas, con el sueño de formar público, de que la gente logre ser feliz, por lo menos un momento. Y esta obra de teatro proporciona ratos muy agradables.



En la función de estreno, por lo regular, no hay errores, todo funciona de maravilla, asisten la familia y los amigos. Entonces la situación nos obliga a sacar el trabajo lo mejor posible. Espero que esa no sea la única razón y que la obra siga de principio a fin con el mismo ímpetu con el que la presentaron la primera vez.

Los personajes están bien definidos, se les entiende en lo que dicen; por lo menos si no saben actuar que sepan hablar bien, dicen algunos malhablados del teatro. La música me agradó, quien se encargó de la sonorización de la obra hizo buen trabajo; era diversa y por ende jovial, rompe con las emociones y genera nuevas expectativas.

Dentro de la escenografía hay un sillón con forma de senos y otro de corazón, cuadros de alumnos de artes visuales, supongo, y eso es buena idea. Una mesa de centro que cumple con las características básicas de una sala. Me agrada la forma en que distribuyeron los objetos sobre el espacio escénico. Pero no todo es bueno, los golpes sobre la tablaroca no deben ser tan fuertes y a veces olvidan que la casa tiene pared y lo cruzan como si nada, si esos detallitos se cuidan para que la obra pueda quedar casi perfecta. Teniendo en cuenta que la perfección no existe.

Me quedó con los personajes del Instinto y la Culpa. La Pro es espectacular, qué hombre no desea tener una mujer con esas dimensiones; ni parece cuando vez a la actriz en vivo y a todo color, cambia radicalmente en el escenario. A Goyo, por momentos, le faltaba fuerza en la voz, peca de inocente. Volvería a pagar 35 pesos por ir otra vez a ver esta obra de teatro.

Las próximas funciones de Se dicen muchas cosas del sexo serán el 30 de septiembre, 1, 7 y 8 de octubre a las 8:00 de la noche. Los esperamos en la Sala "Carlos Olmos" del Coneculta, Chiapas. Para mayor información pueden consultar sedicenmuchasdelsexo.blogspot.com o escribir a teatrerosgpa@hotmail.com.