Xalapa
Al límite de su capacidad, la casa hogar Conecalli
Diario de Xalapa
24 de noviembre de 2008

Naldy Rodríguez

Xalapa, Veracruz.- "Estamos casi al límite de la capacidad, la máxima es de 100, aunque podemos tener un crecimiento de 15 lugares más en una emergencia, pero definitivamente sí estamos bastantes rebasados en número".

De esa forma se expresó Esmeralda Domínguez Verónica, procuradora de la Defensa del Menor, la Familia y el Indígena, sobre la casa hogar Conecalli.

Advirtió que esa casa asistencial está por llegar a su máxima capacidad con 94 menores de edad que se encuentran albergados.

Detalló que los niños -desde recién nacidos hasta los 13 años- que viven en el Conecalli enfrentan una situación de orfandad, porque sus padres están privados de la libertad o incurrieron en omisión de cuidados, violencia familiar, física, psicológica o sexual.

"Muchos de ellos son niños que están de paso, estamos resolviendo rápidamente sus situaciones jurídicas para poder reinsertarlos a la familia y muchos otros son parte de nuestra población normal", indicó.

La casa asistencial Conecalli está por llegar a su máxima capacidad con 94 menores de edad que se encuentran en estos momentos albergados, informó Esmeralda Domínguez Verónica, procuradora de la Defensa del Menor, la Familia y el Indígena.

Explicó que algunos de los niños están sólo de paso en la casa asistencial, en lo que se resuelve su situación jurídica y son entregados a un familiar que pueda y quiera asumir su cuidado.

Tal es el caso de una pequeña de ocho años de edad, que fue violada por su propio padre, la menor está en estos momentos bajo el resguardo del DIF estatal, pero tiene el apoyo de su madre.

"Estamos casi al límite de la capacidad, la máxima es de 100, aunque podemos tener un crecimiento de 15 lugares más en una emergencia, pero definitivamente sí estamos bastantes rebasados en número", dijo.

Los niños -desde recién nacidos hasta los 13 años- que viven en el Conecalli enfrentan una situación de orfandad, porque sus padres están privados de la libertad o incurrieron en omisión de cuidados, violencia familiar, física, psicológica o sexual.

La funcionaria del sistema estatal para el Desarrollo Integral de la Familia dio a conocer que tienen en revisión varios casos de niños albergados de forma temporal en el Conecalli, para reinsertarlos al núcleo familiar, en condiciones seguras.

"Muchos de ellos son niños que están de paso, estamos resolviendo rápidamente sus situaciones jurídicas para poder reinsertarlos a la familia y otros son parte de nuestra población normal", declaró.

Como parte de la población permanente de Conecalli, dijo que se encuentran cerca de 30 niños y adultos con capacidades diferentes, que carecen de una familia y un lugar para recibir atención especial.

La población con discapacidad de nuevo ingreso son: un menor con parálisis que fue abandonado en La Antigua y un niño autista, originario del puerto de Veracruz.

"El pequeño con autismo está adaptado al Conecalli, es muy autónomo y logramos que sus hermanos vengan a visitarlo, para fortalecer la relación familiar", comentó sobre este caso.

Domínguez Verónica informó que recientemente ingresó una menor de ocho años, quien recibe cuidados especiales porque presenta una infección debido a que fue víctima de violación.

Comentó que la niña fue vulnerada por su propio padre, y el abuso se logró detectar cuando fue llevada a revisión médica. Ahora, tratan de ayudarla a superar esa situación amarga.

"Está con nosotros en Conecalli, esta protegida, con atención médica especializada y todos los cuidados debidos", expresó.