Xalapa
Restauran capilla de San Antonio Limón, en Totalco
La iglesia de San Antonio Limón fue construida en la hacienda de Totalco por el arquitecto italiano Adamo Boari. Foto: Antonio Roque / Diario de Xalapa
Diario de Xalapa
9 de noviembre de 2008

Miguel Salazar

Totalco, Perote, Veracruz.- En medio de una población que sufre por el desempleo se ubica la capilla de San Antonio Limón, una de las más hermosas en el Estado por su riqueza en arte sacro y de origen franciscano, construida por Adamo Boari, el arquitecto que inició la construcción del Palacio de Bellas Artes en la ciudad de México.

La capilla se encuentra al pie de la carretera a Puebla y es un deleite para toda la población, principalmente para los automovilistas que no pueden evitar detenerse para admirarla en todo su esplendor.

El patronato Adopta una Obra de Arte, presidido por Alicia Avila de Fernández, se encuentra a cargo de las labores de restauración de la capilla, pues la intención es hacer una iglesia digna para el pueblo y atraer a la población de otros estados porque es una capilla única por sus acabados en imitación mármol y de origen franciscano.

La iglesia de San Antonio Limón fue construida en la hacienda de Totalco por el arquitecto italiano Adamo Boari, quien comenzó la construcción del Teatro Nacional, que se convertiría luego en el Palacio de Bellas Artes. La obra se debería haber terminado en cuatro años, pero se demoró por varias causas, entre ellas hundimientos, pues el edificio tiene una estructura de acero, con muros de concreto y recubrimientos de mármol que lo hacen tener un gran peso. Otra causa fue el estallido de la Revolución Mexicana en 1910. Boari dejó México en 1916.

El templo de San Antonio Limón se erigió en honor a San Antonio de Padua, santo franciscano de origen portugués, sacerdote y doctor de la Iglesia venerado en esta localidad, además de que cuenta con un amplio acervo de arte sacro en el que se plasman figuras de portentosa y deslumbrante belleza creadas por importantes artistas de origen italiano y francés.

El arte sacro tiene un destino litúrgico, sirve para el culto divino y religioso, las obras que se encuentran en la capilla de San Antonio Limón son de una belleza inigualable y de una profunda inspiración religiosa.

Totalco cuenta con una población menor a los 5 mil habitantes, pocos de ellos se dedican a la agricultura y el desempleo orilló a la mayoría de ellos a incursionar en la artesanía, todos son de religión católica y veneradores de San Antonio de Padua, la comunidad se encuentra cerca de los estados de Puebla y Tlaxcala y la belleza de la capilla sirve de atracción para los visitantes de las entidades antes citadas y de los mismos veracruzanos.

La capilla de San Antonio Limón hace que la comunidad de Totalco sobresalga en la región de Perote y en todo el Estado porque además de su elegante fachada realizada al estilo francés, se pueden apreciar obras de arte sacro de algunos de los principales artistas leoneses como Juan Nepomuceno y Francisco Serrato.

La iglesia está apegada a la arquitectura realizada por los franciscanos de Florencia, Italia, durante el siglo XIII, de ahí sus acabados finos y de hermosos decorados de imitación mármol.

La capilla de San Antonio Limón es una de las más recientes en la Entidad porque fue construida a principios del siglo pasado, por ahí de 1904 o 1905, es una de las iglesias más jóvenes y su decoración la hace especial y elegante porque está apegada a la arquitectura franciscana.

De acuerdo con Alicia Avila de Fernández, presidenta del patronato Adopta una Obra de Arte, no se sabe muy bien quién construyó la capilla, hay quienes aseguran que se trató del arquitecto italiano Adamo Boari, quien hizo las obras imponentes del edificio de Correos y el Palacio de Bellas Artes en la ciudad de México, se le puso el nombre de San Antonio Limón en honor al apellido de los propietarios de la hacienda de Totalco, pero también se conoce como la capilla de San Antonio de Padua porque es el santo venerado por los habitantes de esta comunidad, quienes se encuentran muy motivados porque pronto podrán admirar en su totalidad la belleza de esta obra de arte.

Las bóvedas de la capilla de San Antonio Limón representan la gloria celestial, gozan de buena iluminación y embellecen notablemente el interior de la iglesia.

En el Estado de Veracruz hay iglesias que fueron construidas en los años 1600, 1700 y 1800, pero ninguna es similar en su decoración arquitectónica y su arte sacro de origen franciscano, de acuerdo con Avila de Fernández.