Finanzas
Pone SHF en orden a unidades de valuación
Jesús Alberto Cano, director de la SHF, reconoció que el sector trabaja a marchas forzadas para ordenar las unidades de valuación de inmuebles.

Organización Editorial Mexicana
22 de julio de 2013


Yazmín Zaragoza / El Sol de México

Ciudad de México.- De las 103 unidades de valuación registradas en la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) al menos 30 por ciento podrían quedarse sin registro, por incurrir en malas prácticas e incumplir con el sistema de información lo que ocasionó -en parte- la quiebra de algunas Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (Sofom) y Sociedades Financieras de Objeto Limitado (Sofoles).

En entrevista, Jesús Alberto Cano, director de la SHF, manifestó lo anterior y explicó que las unidades de valuación actualmente están en una etapa de análisis para conocer cuáles son las que realmente cumplen con los requisitos y calidades de operación para que puedan seguir funcionando a través de esta figura en el mercado hipotecario y también mantener el registro ante la dependencia que dirige.

Explicó que las unidades de valuación, al no tener un sistema de información adecuado, propiciaron una mala perfilación de los clientes y con ello, el incumplimiento de los pagos y morosidad.

"Si el avalúo estaba mal y, además, había problemas desde la originación de los créditos, pues ahí ya teníamos un problema desde el principio. Un cliente mal perfilado y una vivienda sobrevaluada dan como resultado el incumplimiento con el compromiso financiero y de ahí que surgiera una curva de morosidad importante. Aquellas Sofoles y Sofomes que quebraron sufrieron de muchos problemas de estos que estoy comentando, amén de otras situaciones", aseguró Cano Vélez.

Ahora, aceptó, la SHF está trabajando a marchas forzadas para ordenar las unidades de valuación de inmuebles, ya que el objetivo es "ordenarlas y vigilarlas para después acompañarlas en coordinación con los desarrolladores para que se fortalezca el fideicomiso de garantía".

Tras concluir su participación en un foro organizado por la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, explicó que para que estas unidades de valuación puedan seguir conservando el registro "tienen que cumplir, pues solamente así podrán estar vigentes".

Considerando estos escenarios, en la actualidad SHF está tratando de ordenar de nueva cuenta a las unidades de valuación a través de la regulación y la vigilancia constante, además de considerar algunos otros métodos de control y regulación como las firmas electrónicas y otros sistemas que permitan seguirlas de cerca para saber si realmente están cumpliendo con la ley.

Igualmente, dijo que la "SHF está acompañándose con los desarrolladores y trabajando en programas para que, conjuntamente con ellos y con los bancos, pueda fortalecerse el fideicomiso de garantía para que todos formemos un mecanismo virtuoso para mejorar y darle excelencia a los procesos de originación de los créditos hipotecarios".

"Las malas prácticas en las que pudieron o podrían incurrir las unidades de valuación definitivamente hacen daño a la virtuosidad de la generación de créditos hipotecarios, es por ello que regular bien a estas entidades también significa cuidar el financiamiento de la vivienda en nuestro país", señaló, por último, Jesús Alberto Cano.