Xalapa
Crece maltrato y descuido de niños
Diario de Xalapa
30 de abril de 2011

Noé Zavaleta/Diario de Xalapa

Xalapa, Veracruz.- En el albergue Conecalli -casa hogar y de protección a niños maltratados y omisión de cuidados- al inicio de año había 70 niños, ahora hay 112 menores bajo la protección del DIF estatal en espera de que se resuelva su situación jurídica. Esto es un indicativo de que el maltrato y la omisión de cuidados en la niñez se han incrementado, declaró Adelina Trujillo Landa, Procuradora de la Defensa del Menor, la Familia y el Indígena.

Considera alarmante está cifra que se conjuga con las cinco o seis denuncias diarias de maltrato a menores u omisión de cuidado interpuestas por vecinos de infantes maltratados, además de los casos que han conmovido a la opinión pública de niños recién nacidos que han sido abandonados y el último, el de un feto en gestación interrumpida, encontrado dentro de un bote de basura.

MÁS DE DOS MILLONES DE NIÑOS

En Veracruz tres de cada diez veracruzanos son menores de 18 años, según la asociación civil Matraca. De acuerdo con el Inegi, la Entidad registra 2 millones, 132 mil, 581 niños y niñas de edades que fluctúan entre 0 y 14 años, que representan el 28 por ciento de la población total en territorio veracruzano con poco más de siete millones y medio de habitantes.

Adelina Trujillo Landa detalla que la situación de maltrato, abandono y omisión de cuidados en los menores empieza a preocupar y a rebasar las expectativas que tenía este organismo asistencial. Expone que en los factores que llevan al maltrato de niños y abandono de menores se encuentran la pobreza alimentaria, las carencias económicas y la pérdida de valores, no sólo en los padres de familia, sino en los maestros, en la iniciativa privada y también en algunas instituciones.

El director de Matraca insiste en que hay un vacío en materia de políticas públicas para impulsar los derechos de la infancia. "Hay políticas de tipo asistencial, pero, ¿qué ha pasado con la asistencia? La realidad de la infancia ha cambiado. No sólo con darle un juguete a un niño lo haces feliz y dices: ¡Ay, qué buena persona es el presidente o el funcionario que te regala algo?", expone el director de Matraca.

Entrevistados por Diario de Xalapa, detallan que la realidad de la infancia ha cambiado. Hoy hay niños indígenas, niños trabajadores, en situación de calle y en situación rural con muchas carencias; para ello se requiere de un diagnóstico serio que pronostique la realidad de los infantes, los que trabajan y los que viven en la calle, pero también los que son víctimas de la violencia intrafamiliar.

La procuradora de la Defensa, el Menor la Familia y el Indígena insiste que en los retos múltiples que tiene el DIF estatal por trabajar se encuentra el fomentar la denuncia ciudadana del maltrato a infantes, situación para la que pide el apoyo de la sociedad civil.

"Necesitamos el compromiso de la sociedad civil, de los vecinos, que si ellos observan a un niño maltratado o violentado físicamente se comuniquen con nosotros, al 8 14 22 71, o acudan a nuestras oficinas. Les prometemos que haremos de su reporte lo más anónimo y confidencial posible", detalla Trujillo Landa.

Explica que se presentan cinco o seis denuncias diarias, que se conjuntan con cinco o seis visitas domiciliarias diarias, muchas de ellas acompañadas del Ministerio Público cuando el caso se presume grave.

"Otros reportes de abandono o maltrato a menores nos son canalizados a través del 066 y de la Secretaría de Seguridad Pública", expone la procuradora de la Defensa del Menor.

Sobre el tema de violencia intrafamiliar y abandono de menores, la directora del DIF municipal de Xalapa, Michelle Servín, detalla que en la Atenas Veracruzana han puesto bajo protección a siete menores víctimas de maltrato y de violencia intrafamiliar.

"Hemos salido al rescate en algunas ocasiones. Recibimos quejas de maltrato y vamos al rescate, y a través de un análisis minucioso vemos si es conveniente dejárselos a los papás. Nosotros no podemos quitar a un niño nomás porque sí. Hemos visto maltrato de que les pega el papá o el tío y sí los hemos atendido".

INFANTES EN LOS CRUCEROS

En el caso de los niños trabajadores en situación de calle o niños de la calle, la asociación civil, el director de la asociación civil Matraca detecta siete cruceros en donde se da el ejemplo de niños que trabajan en la calle, "pero por necesidad o subsistencia, no porque no quieran seguir estudiando. Estos cruceros se ubican en las avenidas Orizaba, Xalapa, 20 de Noviembre, Murillo Vidal, la zona centro, parte alta y baja, y Lázaro Cárdenas, en donde convergen y se mezclan niños trabajadores, niños de la calle y niños indígenas. En ese panorama uno les tiene que ofrecer alternativas".

Narváez Aguilera detalla que hoy las infantes trabajadores y en situación de calle son un grupo excluido, "no acceden a la escuela pública, porque no tienen para pagar uniformes, útiles escolares e inscripción. Este grupo se ve más excluido de esto; hay vacíos, no hay estudios locales, no hay un sistema de información, no hay diagnósticos y no hay información cuantitativa y cualitativa sobre qué pasa en la infancia en Veracruz".

El 58.6 por ciento de estos niños vive en pobreza multidimensional, que se encuadra en seis indicadores: vivienda, salud, recreación, educación, satisfactores de vida y carencias económicas.

"Los esquemas de corte asistencialista se han visto rebasados. Me parece que todo redunda en que necesitamos más inversión, más recursos, para crear programas con políticas públicas y no focalizadas al asistencialismo".