Xalapa
En Xalapa hay 20 colonias muy pobres
De acuerdo con la Sedesol, en Xalapa hay 20 colonias con la categoría de muy pobres. Foto: Alberto Delgado / Diario de Xalapa
La alta marginación, aunque la haya, no existe para la Sedesol
Diario de Xalapa
7 de noviembre de 2010

Noé Zavaleta

Xalapa, Veracruz.- Xalapa presenta en su periferia varios sitios de pobreza y miseria. Los últimos reductos de la Atenas Veracruzana son el refugio de miles de personas que viven, sobreviven y subsisten en altos índices de marginalidad y de riesgo. Vecinos que emigraron de Las Vigas, Perote, Acajete y de congregaciones con un nivel de vida paupérrima en distintos puntos de la Entidad veracruzana, buscan en la capital del Estado la oportunidad que en las congregaciones se les negó.

La Secretaría de Desarrollo Social contempla en Xalapa 20 colonias con la categoría de muy pobres, porque para la dependencia federal en su diagnóstico la alta marginación no cabe en Xalapa, pues los lineamientos de la Sedesol no permiten esta etiqueta en ciudades urbanas, aunque la pobreza extrema sea más que elocuente, sobre todo si apenas se pone un pie en la Reserva Territorial, en la Mesa del Guayabo o en la Reserva del Tronconal.

Mientras tanto, la Dirección de Desarrollo Urbano del ayuntamiento de Xalapa contempla 17 asentamientos irregulares, predominando en la delegación oeste (Plan de Ayala en sus tres secciones), norte (La Haciendita y Villas del Sol) y sur (la Reserva Territorial), donde se concentra la pobreza, la nula dotación de servicios públicos y el vivir en medio de la tierra.

La familia Fernández, asentada en la Reserva Territorial, vive en apenas dos cuartitos con tres catres, con tres niños como descendencia, la familia tiene que hacer peripecias para cocinar, dormir y ver la televisión.

María Fernández relata que en la Reserva Territorial se encuentra el ejército de reserva de la construcción y de la mano de obra, pues ahí abundan los albañiles, los chalanes, los "viene, viene" -franeleros-, pintores, aprendices de mecánico, vendedores informales y a quienes mejor les va, tienen medio turno de un taxi.

La familia Fernández emigró de Acajete, la falta de empleo propició la migración hace casi ocho años a la capital del Estado, aunque su calidad de vida no ha mejorado mucho, María asegura que "ahí la vamos pasando", con un dejo de resignación, que aun en las penurias no dejarán la capital del Estado.

Carmen Lozano, otra habitante de la Reserva Territorial, señala que los "pobres" ya aprendieron a sobrevivir con el salario de un jornalero, que es de 700 pesos semanales. Con ese ingreso per capita, cuando sólo hay una cabeza de familia, se tiene que "estirar" para alimento, vestido "de segunda mano" y para comer pollo o carne dos veces a la quincena, "frijolitos, arroz y tortilla, eso nunca debe de faltar", espeta Carmen.

* Cinturones de miseria

La falta de servicios públicos, la constancia de un piso de tierra, el bajo nivel escolar de los hijos y el salario de los paterfamilias es el indicativo de que en varias zonas de Xalapa la pobreza se respira en miles de metros cuadrados. Hacia la zona oeste, aunque ya está por completo urbanizadas las colonias Veracruz y Niños Héroes, la Plan de Ayala sigue siendo un sitio de pobreza en la Atenas Veracruzana, casas asentadas sobre un cerro, sin pisos de cemento y con láminas de cartón y de zinc como techo, siguen siendo la constante.

En la zona norte, la colonia Ampliación La Haciendita y un asentamiento conocido como Valles del Sol, colindante con La Haciendita, son el otro cinturón de miseria que bordea a la capital del Estado, en donde para acceder al transporte público hay que caminar cientos de metros y en donde el agua sólo llega a través de los hidrantes.

En la delegación sur, la Reserva Territorial, en donde habitan más de 3 mil 500 familias, divididas en el mismo número de lotes, la pobreza se ve en todos sus ámbitos, la gente aún cocina con anafres, en muchos casos reciclan lo más que se pueda el agua, los niños jugando con la tierra, corriendo descalzos, sin bañar y con el símbolo del hambre en su rostro pueden ser vistos pululando en toda la Reserva Territorial.

Aunado a eso, el crecimiento exponencial demográfico que está teniendo la capital del Estado conjuga el crecimiento con la pobreza, según el Inegi Veracruz es uno de los estados con mayor densidad poblacional, en donde Xalapa, con sus 525 mil habitantes, no debe ser la excepción, pues mientras en México habitan 55 personas por cada kilómetro cuadrado, en Veracruz habitan 99 por kilómetro cuadrado y en el caso de Xalapa al ser capital del Estado, la densidad demográfica y de pobreza debe de ser mayor.

La Dirección de Desarrollo Urbano reporta la existencia de 320 colonias regulares, con servicios municipales, agrupadas en las cuatro delegaciones de Xalapa y congregaciones, más 80 colonias que están a la espera de los trámites de regularización que aún reposan en la Comisión para la Regularización de la Tenencia de la Tierra (Corett) y que por ende no cuentan con servicios públicos municipales, la calidad de vida no es la óptima y en la mayoría de las veces viven en situación de miseria.

Tan sólo dentro de la Reserva Territorial subsisten las colonias Fredepo, Antorcha Campesina, Cardenistas, Los Cedros, Moctezuma y otras más, donde sus habitantes vinieron con la ilusión de mejorar su nivel de vida, emigraron de municipios y pequeñas congregaciones de otros municipios, pero la triste realidad los aterrizó en una pobreza "casi igual" que la que teníamos en el rancho, revela Francisco Zapata, habitante de la Reserva Territorial y quien hace ocho años llegó con su familia procedente de una congregación de San Andrés Tuxtla.

María Azucena Martínez, de la Ampliación Miguel Alemán, relata que el panorama en todas estas viviendas es igual: todos somos pobres.

Cuenta que muchos de ellos presentan agujeros en sus viviendas, filtraciones en las láminas de zinc, la fosa séptica con la taza rota, el cobertor roído, pero son los síntomas de la pobreza "y así estamos acostumbrados".

Colonias visitadas, como Bosques de las Lomas y Ampliación Miguel Alemán, muestran las condiciones sanitarias deplorables.

En un recorrido por estas colonias los vecinos llenan al reportero de peticiones, piden a través de Diario de Xalapa que se le haga saber a la alcadesa electa Elízabeth Morales o a David Velasco "o a quien sea" que necesitan su apoyo para esta temporada invernal, como cobijas, suéteres y cobertores, cualquier prenda que sirva para mitigar el frío.

De acuerdo con la Secretaría de Desarrollo Social, son 20 las colonias de Xalapa las que tienen la categoría de pobres, como la congregación Castillo Chico, Chiltoyac, Aviación Civil, Cardenista, Olmeca, Constitución Sumidero, Seis de Enero, Unión, Rafael Hernández Villalpando, Loma Bonita (San Bruno), Loma Bonita (21 de Marzo), Las Cruces, ejido Fernando Gutiérrez Barrios, Ampliación 21 de Marzo, Dolores Hidalgo, Independencia 1 y 2, Luis Donaldo Colosio, Plan de Ayala (del sector 2 al 7), Ignacio Zaragoza y La Haciendita.

Mientras tanto, la Dirección de Desarrollo Urbano del ayuntamiento de Xalapa entrega el último estudio del Consejo Nacional de Población (Conapo), en donde se da cuenta que en la Atenas Veracruzana viven más de 5 mil personas sin ingresos, lo que representa el 3.47 por ciento de la población.

Asimismo, se agrega que el 31 por ciento de los xalapeños vive en viviendas con "algún nivel de hacinamiento", aunque aquí se rescata que sólo el 3.8 por ciento de las familias xalapeñas no cuenta con piso de tierra.