Comunidad y Cultura Local
La Quinta de las Rosas, hogar para el adulto mayor
En agosto cumplió 20 años de labor ininterrumpida. Foto Jaime Rivera / Diario de Xalapa
Diario de Xalapa
5 de septiembre de 2010

Ricardo Rodríguez

Xalapa, Veracruz.- Este mes, La Quinta de las rosas, Centro de Atención Integral al Adulto Mayor, perteneciente al DIF Veracruz, cumplió 20 años de trabajo continuo brindando a la población mayor de 60 años de edad servicios de aspecto físico, médico, cultural y social.

Desde actividades recreativas hasta orientación jurídica ofrece este centro a sus miembros, como una opción para que los adultos mayores continúen disfrutando de una vida dinámica y no caigan en el error de la pasividad, muy común en nuestra sociedad.

En entrevista, la subdirectora de La Quinta de las Rosas, Teresa Abraham Arano, comentó la intención de que existan diversos talleres, como literatura, inglés, computación, actividades deportivas, talleres de baile y manualidades: "Desde su inicio, La Quinta no se creó como un asilo, como un hogar para adultos mayores. Todo inició porque un grupo gestor se reunía en diferentes lugares de Xalapa y de pronto se dieron cuenta que no tenían un espacio de recreación. Así como los niños y jóvenes tienen lugares para irse a divertir, se percataron que no había puntos de reunión para adultos mayores. Bajo esa mirada, se decidieron a buscar un lugar y tramitarlo ante instancias como el gobierno estatal. Esta fue una circunstancia muy interesante. El mismo grupo gestionó los recursos que se necesitaban para empezar a desarrollar sus espacios".

Generalmente, en las instituciones de atención ya se cuenta con un calendario o un programa determinado por una autoridad, mientras en La Quinta, todo se va desarrollando de acuerdo con la participación de los asistentes, quienes hacen suya la casa ubicada en la avenida 20 de Noviembre, como señala la licenciada Teresa: "En este centro podemos ver que en Veracruz hay un modelo de atención que surge por la misma autogestión de los adultos mayores, y funciona a través del DIF estatal, pero con la toma de decisiones a partir de los propios interesados. Esto no lo encuentras en ningún otro lado.

Por supuesto, todo lo que se hace aquí no sería posible sin el apoyo del DIF. El gobierno estatal adquirió la casa, la canalizó al DIF y éste resuelve la operatividad de la misma, pero es importante tomar en cuenta que la autogestión de los adultos mayores, a diferencia de otras instituciones verticales, constituye una mesa directiva que representa a más de 850 usuarios y que organiza sus propios grupos y eventos".

Hace 20 años el proyecto se inició a través de 30 personas que se encargaron de las sesiones y trámites necesarios. El crecimiento del cual goza La Quinta de las Rosas actualmente se debe, a decir de su administradora, a la gran cantidad de actividades que continuamente se desarrollan, atendiendo el también continuo incremento de la población: "Es una situación que impacta de diferentes formas, incluyendo los servicios que se requieren para la atención de nuestros usuarios.

Como mencioné, tenemos más de 850 personas registradas, pero en realiwdad se cuenta con una población mayor en cuanto a las visitas que recibimos. Los municipios que vienen a conocer las instalaciones y a los servicios externos que ofrecemos, como el trámite de credencialización del Inapam, el de pensión alimenticia, el departamento jurídico atiende un promedio de 50 personas diarias, sin olvidar que grupos externos vienen a hacer uso de la cancha de cachibol y la vitapista. Esto significa que el total de la demanda hacia los servicios que ofrece La Quinta de las Rosas rebasa las mil personas que nos visitan en promedio por semana".

Como institución, La Quinta tiene como objetivo responder a las necesidades que día a día se plantean, de acuerdo con los recursos que se le van otorgando y a los intereses de los adultos mayores. Al respecto señala Teresa Abraham: "Nosotros nos dedicamos a escuchar y a atender las necesidades que nos externan. Es la base humana mínima elemental que todo adulto requiere. En la medida que los hacemos partícipes en la solución y aportación de recursos, los adultos mayores se sienten incluidos como parte importante, útil y necesaria de la causa de la atención misma.

Esto nos hace romper con la idea de que estamos aquí sólo para dar un servicio; sí se da una atención, pero en enlace con la participación de los adultos mayores.

La Quinta de las Rosas ya es un modelo debido a la dinámica que aquí se establece. Si viene un maestro de danza es porque los usuarios quieren aprender danza, y se buscan un maestro, se organizan con ellos. Además hay una aportación muy pequeña, mínima, que les hace sentirse parte de una actividad y que ellos mismos establecen.

Debemos seguir siendo escuchas de las necesidades e intereses de nuestros usuarios, permitirles que participen en la toma y ejecución de las decisiones, y así La Quinta va creciendo en función de ello".

También es de destacar que los integrantes de La Quinta de las Rosas se han constituido como un ejemplo para otros adultos mayores, como explica la subdirectora: "Cuando nuestros grupos se presentan cantando, bailando o compitiendo deportivamente con otros municipios, los hombres y mujeres se cuestionan por qué ellos no están disfrutando una vida igual de activa; entran en una dinámica que les permite atreverse a hacer algo por ellos mismos.

Partimos de una idea importante: rescatar en el adulto mayor sus fortalezas. Si le gusta bailar, que baile; si le gusta cantar, que cante; si nunca lo ha hecho, que se atreva. Esto les da un plus de felicidad que contrarresta mucho sus padecimientos de marginación, soledad y tristeza que forman parte de una etapa natural de pérdida a nivel biológico y social. Cuando una persona se siente bien, está bien".

Finalmente, la licenciada Teresa Abraham Arano comentó: "Necesitamos retomar la figura del adulto mayor, que lo respeten y consideren, pero sobre todo, que sean partícipes.

Hay que tomar en cuenta que Veracruz tiene el tercer lugar a nivel nacional en cuanto a población mayor a los 60 años, después del Distrito Federal y Estado de México, sin dejar de advertir que a nivel mundial, el proceso de envejecimiento poblacional es una realidad a la que no estamos preparados. Si antes los servicios estaban hechos para una persona que oía, veía y se desplazaba de manera adecuada a los 65 años, ahora tenemos que adecuarnos nosotros a una esperanza de vida de 10 años más en promedio. Y cada día es menos extraño encontrar a gente que cumple los 99 o cien años de edad".

Sin duda es importante la labor que desempeña La Quinta de las Rosas hacia la sociedad xalapeña, así que la invitación es para acercarse a este Centro de Atención Integral al Adulto Mayor, ubicado en la avenida 20 de Noviembre. Para mayor información puede comunicarse a los teléfonos 817 22 69 y 818 24 89.