Xalapa
Guarderías de Sedesol, un peligro
Guardería de la Sedesol en Xalapa. Foto: Diario de Xalapa
Diario de Xalapa
11 de junio de 2009

Esther Gamboa/Diario de Xalapa

Xalapa, Veracruz.- Estancias infantiles de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) se constituyen en un peligro para los niños que asisten a ellas puesto que no cuentan con medidas de protección civil y se carece de lo elemental para atender contingencias médicas o de otra índole.

Tampoco cuentan con espacios adecuados para operar ni con el personal calificado para atender a los niños que se ponen bajo el cuidado de esas personas.

Durante un recorrido por diversas estancias infantiles, se encontró que en las operadas por la Sedesol no se permite el acceso para constatar que todo funcione correctamente a menos que exista el permiso por escrito del propietario del inmueble, de los padres de familia y de la Sedesol, todo por escrito.

"Aquí no puede entrar nadie sin esos permisos porque de hacerlo según nuestro criterio nos metemos en un grave problema", dijo una de las maestras de dichas estancias que prefirió no dar su nombre para evitar represalias.

La entrevistada agregó que el lunes pasado en la estancia que dirige y en muchas dependientes de Sedesol se recibió la visita de personas de Protección Civil municipal y que éstas les indicaron que es una obligación contar con los mínimos requerimientos de protección y servicios médicos para evitar alguna posible contingencia.

Según madres de familia que tampoco quisieron ser identificadas, indicaron que han observado que en las estancias infantiles de Sedesol no hay, por ejemplo, extinguidores ni planes de evacuación, tampoco salidas de emergencia.

María Elena señaló: "todas las mañanas, cuando voy a trabajar traigo a mi hija a la estancia infantil pero no he visto extinguidor alguno. No lo había notado, pero ahora que me lo pregunta usted, veo que no hay extinguidores y que yo recuerde las personas de la estancia tampoco me han dicho nunca que hayan hecho algún simulacro de evacuación como lo hacen en varias escuelas. Creo que las mamás tenemos que ponernos las pilas para que no ocurra lo que sucedió en Hermosillo".

Según informes proporcionados por madres entrevistadas en las afueras de algunas estancias infantiles de la Sedesol, en éstas no existe previsión alguna hacia las instalaciones internas de riesgo como lo son cocinas y tanques de gas.

"Aquí a nuestros hijos se les da de comer, pero en realidad no nos hemos preocupado por verificar cómo está la instalación del gas ni en qué estado se encuentran los mismos tanques de gas. No sabemos si se han registrado fugas o si los pilotos y quemadores de la estufa funcionan bien. Eso no lo sabemos"; aseveró Claudia.

Durante el recorrido, se observó que las estancias infantiles visitadas son casas habitación que comparten un espacio para el cuidado de los niños, que no hay evaluación de las instalaciones externas de riesgo cercanas (por ejemplo, a escasos 10 metros de una estancia infantil ubicada en la avenida Mártires del 28 de Agosto, existe una cantina) y que no existe un control de las personas que entren en ellas.

Según los informes proporcionados por una de las maestras de una de las estancias infantiles, para abrir un local de este tipo la Sedesol sólo pide que exista un espacio de dos metros por cada niño y las evaluaciones y capacitaciones para el responsable de otorgar el servicio.

"El programa se maneja de forma centralista y no se informa a las autoridades estatales en dónde están ubicadas las estancias infantiles y mucho menos se ha permitido un trabajo de colaboración para capacitación, seguridad y equipamiento", dijo.

Y mientras el programa de estancias infantiles de Sedesol está lleno de anomalías, personal de campo de esa dependencia proclama que se está integrando una estructura organizativa territorial de mujeres.

De enero a marzo del presente año, el Programa de Estancias Infantiles para Apoyar a Madres Trabajadoras registró un total de 585 estancias en Veracruz con 7 mil 430 niños y 7 mil 246 niños para un total de 14 mil 676. Durante el mismo periodo se atendió a 13 mil 342 madres y a 494 padres para un total de 13 mil 836.

El peligro en cada una de ellas está latente. Las madres de familia entrevistadas indicaron que las maestras ya les informaron que personal de Protección Civil municipal inició la visita a cada uno de los espacios a los cuales asisten sus niños.

"Los de Protección Civil dijeron a las maestras que se deben comprar extinguidores y hacer adaptaciones al edificio en donde están nuestros hijos, pero también nosotros preguntamos a las maestras cómo es que le van a hacer para comprar esos extinguidores si nosotras no tenemos dinero", comentaron.

Las madres de familia tienen la misma inquietud con respecto a las adecuaciones estructurales que se le tuvieran que hacer a muchas de las estancias infantiles de la Sedesol que operan en la Entidad.

"Yo creo que vamos a ir a ver al alcalde a ver si él nos ayuda a comprar esos extinguidores porque en la Sedesol no creo que nos los quieran dar", manifestó una maestra.

Para encontrar respuestas a las preguntas planteadas y verificar cómo funcionan las estancias infantiles de la Sedesol, se buscó a la delegada en Veracruz Laura Lira Urdiaga. Una voz femenina en el teléfono 812 52 56 reveló que la delegada como su enlace de comunicación social, Elba Rocío Vargas Nodal, "se encuentran en una reunión. Si gusta usted, deje un teléfono y en cuanto se desocupen les comentaré para que le marquen".

Pero pasó toda la tarde de ayer y el teléfono para concertar una entrevista nunca sonó.

LA OTRA CARA DE LA MONEDA

Durante el recorrido efectuado a guarderías de Xalapa, las estancias "Mundo mágico", "Mary Beltrán" y "Grillos" permitieron observar sus interiores y verificar que en ellas hay medidas de protección civil.

Angélica Menéndez, Teresa Aguilar García y María Guadalupe Barradas Cuevas, directoras de las mencionadas estancias, coincidieron en señalar que la seguridad e integridad física de los niños a su cargo es lo principal.

Los alimentos que se les ofrecen a los niños son cuidadosamente preparados y las instalaciones de gas son continuamente revisadas.

Las directoras indicaron que para poder abrir una estancia como las que ellas dirigen tuvieron que hacer su solicitud a la Secretaría de Desarrollo Social del Gobierno del Estado y que después de un análisis y la visita de personal calificado al local elegido para situar la estancia, pudieron abrir la guardería.

Indicaron que, por ejemplo, personal de la Sedesma consideró la estructura del local, verificó posibles entradas y salidas para el caso de emergencias, otorgó extinguidores y material y mobiliario didáctico y hasta revisó que conexiones eléctricas o puntas de alambres no pudieran representar algún riesgo para los niños.

"Además, las personas que nos auxilian son preparadas en el cuidado de los niños. Muchas de ellas han estudiado en la Escuela Normal o la carrera de pedagogía o alguna equivalente", dijeron.

UN PROGRAMA NUEVO

En Veracruz, las guarderías o estancias infantiles a cargo de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesma) se constituyen en un programa nuevo que inició a fines del año pasado cuando las estancias de la Sedesol no recibían los recursos prometidos por el gobierno federal. La intención fue no dejar sin ese servicio tan necesario para madres y padres trabajadores.

La secretaria de Desarrollo Social y Medio Ambiente del Estado Silvia Domínguez López aseveró que en la actualidad en todo el Estado hay 25 guarderías, 9 de las cuales operan con normalidad mientras que las 18 restantes en este momento no operan porque se realizan en ellas trabajos de adecuación estructural. Cinco de esas guarderías se encuentran ubicadas en Xalapa.

"Nosotros establecemos condiciones de sanidad, no solamente en cuanto a la atención de los niños, sino en las estancias; es decir, se busca que no existan riesgos que ocasionen que los niños puedan sufrir algún accidente dentro de la guardería. Asimismo, se realiza una revisión externa para saber qué tipo de servicios se prestan en los alrededores de la guardería. Si hay talleres mecánicos y cantinas, por ejemplo, no se autoriza este tipo de establecimientos", dijo la funcionaria.

La secretaria de Sedesma reiteró que al interior de los inmuebles se realiza una rehabilitación de la vivienda que será sede de una guardería, para evitar accidentes y que una vez dada la autorización para el funcionamiento de la guardería se exige que al frente de ella esté una madre que cuente con capacidad para atender a los niños y que ésta sea auxiliada por otras dos profesionales para atender a un promedio de 20 niños.

A las guarderías a cargo de Sedesma se les habilita el baño para que éste reúna las condiciones para los niños y se procura que no exista el libre tránsito entre la estancia de juegos y el comedor hacia la cocina. El personal especializado verifica constantemente que los tanques de gas se encuentren en la parte externa y que la conexión esté en buenas condiciones.

En general, para instalar una guardería a cargo de la Sedesma el inmueble debe presentar básicamente dos habitaciones que servirán, una para la sala de juegos y otra para el descanso, un comedor y, si es posible, un pequeño patio.

"En Xalapa y en otras ciudades del Estado se procura que las estancias infantiles sean visitadas frecuentemente por un médico que reporta el estado de salud de los niños a sus mamás y a las autoridades, y personal especializado se encarga de capacitar constantemente a las encargadas y maestras de las guarderías", indicó Silvia Domínguez.

La funcionaria reiteró que existen en funcionamiento 25 guarderías en Emiliano Zapata, Xalapa, Cosamaloapan, Huatusco, Nogales, Cosoleacaque, Tamiahua, Papantla, Atoyac, La Antigua, Coatepec, Coscomatepec, Orizaba, Playa Vicente, Córdoba, Teocelo, Pueblo Viejo, Veracruz, Alvarado y Misantla y que existen más de 100 solicitudes para instalar otras en varias ciudades de Veracruz.

VERACRUZ, SIN REGLAS PARA VERIFICAR GUARDERÍAS

En Veracruz no existen reglas claras que permitan la verificación de guarderías y estancias infantiles para evitar ocurran siniestros como el de Sonora, coincidieron diputados locales del PAN, PRD y PT.

Durante una inspección de la Secretaría de Protección Civil se encontraron 100 que no contaban con rutas de evacuación y otras irregularidades.

Lo anterior, después de la revisión de 585 guarderías pertenecientes a la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y 28 del Estado.

Al respecto, las diputadas locales del PAN María de los Angeles Sahagún Morales y del PRD Margarita Guillaumín, así como el petista Julio Chávez Hernández coincidieron en que existen lagunas jurídicas en estos temas.

Debido a esto se requerirán reformas a la Ley Estatal de Protección Civil porque es un aviso de lo que sucedió en Hermosillo, Sonora, y puede pasar en otro lado.

Los tres legisladores coincidieron en el sentido social y de ayuda a madres y padres trabajadores con el fin de resguardar el cuidado de los hijos aunque dicha situación debe estar regulada y donde se garantice el cuidado de los menores.

La diputada local perredista Margarita Guillaumín opinó sobre la necesidad de regular las estancias y guarderías infantiles desde la óptica de la salud y la educación, acompañada de una normatividad para garantizar las condiciones de protección civil.

"No hay una legislación que lo contemple y es necesario revisar no sólo con el Poder Ejecutivo, sino con el Poder Ejecutivo y de las supervisiones constantes hay que reglamentarlo, porque efectivamente se dispensan muchos trámites. Hay una normativa insuficiente", determinó.

Sobre el tema, la diputada local panista María de los Angeles Sahagún Morales enfatizó en la necesidad de garantizar la seguridad jurídica.

"Es un hecho que no existe regulación para la vigilancia constante, que haya capacitación en el personal, que el lugar reúna las condiciones y de salida de emergencia", determinó.

Sobre el tema, el diputado local del PT y presidente de la Comisión de Protección Civil en el Congreso local anunció la presentación de adiciones a la Ley de Protección Civil con el fin de normar el reconocimiento para contar con la capacidad sancionadora en caso de incumplimiento.

"Es lamentable que después de ahogado el niño se tape el pozo, pero es necesario. En Veracruz es necesario que todo esto se norme, no es sólo de revisar porque luego no pueden sancionar, y debemos llegar a ese punto", declaró.