Turismo
Peña de Bernal, en Querétaro
La Peña domina todo el pueblo con sus más de 200 metros de alto. Foto: Archivo/OEM
Organización Editorial Mexicana
17 de mayo de 2013


por Ricardo Olivares Garciafigueroa

Hoy nos trasladaremos hacia el norte, en el estado de Querétaro, exactamente en el hermoso y cálido municipio de Ezequiel Montes, una entidad ubicada a 256 kilómetros del Distrito Federal, en donde se encuentra el poblado de San Sebastián Bernal, un sitio que cuenta con atractivos artesanales, históricos y arquitectónicos; pero sobre todo un gran e imponente atractivo natural: la Peña de Bernal, que hace de Ezequiel Montes un pueblo evidentemente turístico, lleno de fiestas y tradiciones, donde su gente le dará la más cordial bienvenida.

Cuando va llegando al pueblo de Bernal, usted nota un sol inmenso en todo lo alto, que baña con su luz el caserío y los demás recintos, por aquí se pasea un viento fresco que juguetea por todos los rincones del lugar. Lo primero que se le ofrece en Bernal es la Parroquia de San Sebastián Mártir, que es un legado del tiempo colonial de principios del siglo XVIII; si continúa su recorrido deléitese de las angostas callecitas y entre a comprar artesanías en algunas de las variadas tiendas del lugar.

Llegué a la plaza principal y contemplé la vida cotidiana de los pobladores, que resulta de lo más tranquila, en donde usted y su familia aspirarán a profundidad el aire limpio, ¡y créanos que sus pulmones se lo agradecerán!

Aquí también existen los tradicionales antojitos mexicanos, pruébelos y, al mismo tiempo, contemple lo apacible que transcurre la vida cotidiana en este pueblo, que es vigilado por el colosal monolito que domina desde hace muchos, pero muchos años este maravilloso poblado de nuestro país y gran parte de la sierra queretana.

La Peña de Bernal es una formación rocosa erigida de forma natural y, según los expertos, su gestación inició hace más de 65 millones de años en el periodo jurásico; su altura alcanza los 288 metros y su peso, aproximadamente, es de cuatro millones de toneladas y se considera como la tercera peña más grande del mundo.

Esta atracción sirve para que usted y sus seres queridos pasen un día inolvidable, pues es un lugar propicio para practicar la escalada, el rappel o el campamento, ya que en las faldas del monolito se puede uno asentar con su casa de campaña, donde sin duda los pequeños gozarán en grande de pasar una noche en contacto con la familia y la naturaleza.

Cabe decir que si usted desea practicar la escalada y se considera un aprendiz en el rubro, en la Peña de Bernal se cuentan con todas la medidas de seguridad y con instrumentos eficaces para facilitar el ascenso; le recomendamos tomar las medidas pertinentes, como ropa y zapatos cómodos y resistentes, suficiente agua, para que así usted, de la manera más segura, conquiste la cima de la peña y sus hijos lo admiren por tal logro.

Si llega a terminar el ascenso de la peña, sin duda se encontrará en un momento inmejorable, ya que desde las alturas apreciará un maravilloso paisaje y dicho contacto con la naturaleza revitalizará sus energías para afrontar el ajetreo cotidiano de la ciudad.

En la Peña, usted se llena de ánimos, pues consideran que este lugar es mágico, donde su fama se centra en ser un sitio con poderosas energías, no por algo cada año, durante el equinoccio de primavera, la colosal roca se ve invadida por decenas de personas que, vestidas de blanco, la escalan hasta llegar a la punta con la pretensión de llenarse de energía.

Ahora bien, si usted no es muy hábil para la escalada, le recomendamos contemplar la peña desde la parte baja, en verdad se impresionará por lo colosal que es. Su belleza es grandiosa y es tanta su fama que productores de cine la han escogido en varias ocasiones como escenario para el rodaje de algunas películas, se han realizado locaciones para telenovelas y algunos cantantes mexicanos y europeos han escogido este sitio para grabar sus video clips.

Le recomendamos también, después de haber estado en el monolito, que recorra el pueblo de Bernal, donde notará que desde cualquier rincón la peña sobresale como fiel vigilante y anfitrión de su visita, que sin duda le dejará un buen sabor de boca.

En el pueblo, usted puede admirar las incontables artesanías y se quedará boquiabierto al escuchar las innumerables historias y leyendas que han acaecido en el pueblo; además, notará que el lugar cuenta con infinidad de restaurantes para todos los gustos y un buen número de hoteles por si desea quedarse algunos días en este maravilloso sitio.

La Peña de Bernal es nuestra recomendación en este fin de semana para usted y su familia, no se arrepentirá de caminar por las calles empedradas del pueblo y disfrutar de la cordialidad de su gente, mientras admira a lo lejos la majestuosa peña que lo espera para que la escale y quede satisfecho de haber llegado a un buen lugar.

¡Feliz viaje!



Sitios de Interés:

Parroquia de San Sebastián Mártir

Plaza Principal

Castillo y Casa Reales (Museo de la Máscara)

Auditorio (Memoria Fotográfica Antigua)

El Baratillo

Fuente de la Reforma

Presa Paso de Tablas

Capilla de las Animas

Parque de la Targea

Capilla de la Santa Cruz

Manantial El Cuervito.



¿Cómo llegar?

Línea de autobús: Flecha Amarilla.

Terminal: Central del Norte.

Precio: $145.00.

Información: (01 441) 27 70 858.



En auto:

Tomar la autopista México-Querétaro y al llegar a San Juan del Río, desviarse a la derecha en dirección a Cadereyta; pasar Tequisquiapan y Ezequiel Montes. Al estar en Ezequiel Montes, frente al jardín, desviarse a la izquierda con rumbo a Querétaro, y en el entronque que está a 8 kilómetros, dar vuelta a la derecha y a 6 kilómetros localizará el mágico lugar.

*Precios sujetos a cambio sin previo aviso.