Policía
Crimen pasional
EL MORBO y la curiosidad de la gente era tal que muchos fueron por sillas y se colocaron debajo de árboles a ver, como si fuera un show.
La mató y luego se suicidó

Diario de Querétaro
2 de septiembre de 2012

w La mató y luego se suicidó

w Su pequeño hijo vio todo



Por Francisco Javier Maldonado Muñoz



Un verdadero crimen pasional se vivió tras cuatro paredes de una casa de la calle Jalisco, colonia Francisco Villa, donde un médico-dentista decidió matar a su cónyuge asfixiándola con una almohada y luego él se quitó la vida ahorcándose; todo en presencia de su menor hijo de tan sólo tres años de edad.

Lo anterior ocurrió en la casa conyugal de la pareja conformada por Mónica Aguirre Serrano, de 30 años y Gustavo Guillermín de 31, quienes ayer alrededor del mediodía empezaron a discutir por cuestiones banales terminando en un momento de ira por parte del esposo, quien al pretender asustarla, la empezó a ahogar con una almohada pero al ver la magnitud de su actuar, y que no se movía su esposa, él tomó la decisión de ahorcarse.

Y todo sucedió en presencia de su pequeñito, quien empezó a llorar intensamente ante lo cual los vecinos acudieron a este llanto tan lastimero viendo también el fatídico cuadro llamando al 066 Emergencias; llegando en primera instancia paramédicos de Cruz Roja, de la ambulancia 022, quienes verificaron que ya nada podían hacer por ellos ya que estaban muertos; ella en la cama y él colgado.

Hasta ese lugar llegaron policías estatales, municipales y de la Dirección de Investigación del Delito, quienes tomaron los primeros datos y en total hermetismo, como es su costumbre y que en nada afecta a la investigación, cercaron al zona si dar datos ni información a la prensa, privando a la sociedad del derecho constitucional a la información.

Todos los datos y cifras es por los vecinos y algunos comerciantes que se colocan sobre la calle Baja California que hace esquina con Jalisco, eran una pareja muy tranquila; él tenía su consultorio de médico-dentista y ella al parecer era médico-veterinaria y todo se derivó de una supuesta infidelidad, según estas versiones.

Finalmente, el agente del MP Investigador dio fe del levantamiento del cadáver y traslado al Servicio médico gorense para la necropsia de ley, iniciándose la averiguación previa por homicidio, y quien podría reclasificarla a homicidio y posteriormente suicidio.