Policía
Tráiler maldito
En estas condiciones quedó la camioneta en la cuneta de la carretera federal 57 luego de que la sacó un tráiler. Fotos: Miguel Blancarte./Diario de Querétaro.
Diario de Querétaro
20 de enero de 2011

Francisco Javier Maldonado

Querétaro, Querétaro.- El cerrón que hizo un trailero a una camioneta Chevrolet Panel 250, placas de circulación 656 THV, donde se transportaba una familia con 6 integrantes, provocó que se saliera del camino y quedara en la cuneta de la carretera federal 57, quedando lesionados todos sus ocupantes, aunque no de gravedad, salvo el estado de shock tan sólo de ver cómo quedó destrozada su camioneta y llantas arriba.

Este lamentable accidente fue en el kilómetro 199 de esta peligrosísima carretera federal, la más transitada del país, con dirección México- Querétaro, frente al parque industrial de El Marqués, hasta donde llegaron los tripulantes de una patrulla de Alas Rojas a cargo de Juan Sandoval y Pablo García, quienes fueron los primeros en llegar atendiendo inmediatamente a los más lesionados que fueron los más pequeños; estabilizándolos y sugiriendo el traslado a un nosocomio para una revisión médica a detalle, aunque el jefe de esta familia y conductor de la camioneta Luis Marroquín, optó por decir no y comentando que ellos irían después por su propio pie.

Precisamente fue él quien relató como estuvieron los hechos, aún con el susto reflejado en el rostro, "un tráiler me sacó, poco a poco se me fue cerrando y ya no me dejó opción alguna pues sino me salgo de la carretera, me lleva y arrastra (...) iba con toda mi familia, somos 6:"

Los lesionados son: María del Carmen Ramírez de 36 años; Eric Antonio Marroquín Ramírez de 2 añitos; Alfredo Marroquín Ramírez de 17 años; Yesenia Vargas Martínez de 21 años; Ana Araceli García Reyes de 11 años; Luis Marroquín de 35 años; y Oscar Vicencio Cruz de 24 años. Ninguno de ellos requirió traslado a algún nosocomio.

También llegaron los tripulantes de la Policía Federal, para abanderar el lugar y tomar los datos para consignar el asunto, aunque en este caso y no habiendo heridos que requirieron de traslado, sólo se requirió de la presencia del agente de seguros para el pago de los daños a la carpeta asfáltica y el traslado de la camioneta a un taller mecánico para su arreglo.