Suplemento: Qué hacer el Fin de Semama
Traje típico de Huimilpan
Era generalme amado "rebozo de bolita". Las personas de mayores recursos económicos portaban rebozo de seda, no así las más pobres que portaban rebozo de artisela.
Diario de Querétaro
5 de septiembre de 2010

Mónica Arias

Querétaro, Querétaro.- El traje típico de Huimilpan, traje que, como la historia que se narra de generación en generación poco a poco se convierte en la hermosa leyenda que los viejos, nuestros ancianos, nos narran por las noches al calor de la leña que arde.

LA MUJER.

Blusa de percal de tela de algodón llamada "Nipis" (que en la actualidad ya no se fabrica), esta prenda se componía de un saco suelto con pliegues ligeros alrededor de la bata, con manga tres cuartos de pliegue y puño. El cuello era redondo, "de ojal", le llamaban, con aletilla en la que iban dos o tres broches de presión. Esta era la blusa común que llamaban "de diario" y como tal se usaba en las labores domésticas, siendo, como es de suponerse, la que vestía la gente de escasos recursos. Para su confección no importaba el estampado o el color de la tela.

La blusa de gala se componía de un saco suelto con poco pliegue alrededor de la bata, también, su cuello era redondo o de "ojal". Su manga era igual a la de la blusa común o de "diario" sólo que era de manga larga. Esta blusa llevaba a la altura de la cintura una especie de pretina suelta, de más o menos 7 centímetros de ancho. De la pretina salía un holán de aproximadamente 5 centímetros de ancho, saco y blusa se abrochaban de la pretina con un botón o broche en el lado izquierdo. El saco de gala se usaba en los días festivos o domingos, y lo portaba la gente de mayores recursos económicos. El fondo que se usaba, llamado también "refajo" era una camiseta de cuello cuadrado o redondo en ocasiones, sin manga, era suelto, es decir, no iba pegado al cuerpo y para su confección se utilizaba tela de manta.

LAS NAHUAS

La primera de tres nahuas que integraban este traje era un fondo o sea que se utilizaba como tal, de manta blanca con pliegues abundantes en la cintura, llevando una pretina que terminaba en cordones con los cuales se amarraba a la cintura. En la parte de abajo llevaba una tira tejida con hilo delgado a gancho llamado croshete y de cuya confección se encargaba la misma dueña del traje. Esta tira de 5 a 7 centímetros de ancho constituía un adorno.

La segunda nahua estaba confeccionada con tela de algodón o tela de color rojo siguiendo el mismo estilo de confección que la primera, a excepción de la tira de gancho.

La tercera nahua era la falda de encima y estaba confeccionada con tela de algodón llamada cambaya, en una gran variedad de colores vivos.



EL MANDIL

Era largo, de cambaya a cuadros chicos. Llevaba bolsas llamadas de parche y cordones para amarrarse a la cintura.



EL REBOZO

Era generalmente de color negro llamado "rebozo de bolita". Las personas de mayores recursos económicos portaban rebozo de seda, no así las más pobres que portaban rebozo de artisela.



EL PEINADO

Su estilo variaba de acuerdo con el sentido estético de la persona, pero este generalmente unía el pelo en dos trenzas en columpio, cruzadas o caídas a la altura de los oídos, siendo atadas con cordones de lana en tonos oscuros, ya negros, ya cafés. La gente de recursos completaba su atuendo con accesorios finos tales como aretes de oro o coral y un muy mencionado coral de colores (en color rojo).





EL CALZADO

Generalmente la gente humilde iba descalza o con huaraches de cuatro correas o suela de llanta. La gente de mayores recursos o "los ricos" calzaban zapatos o botines de "glasé".





TRAJE DEL HOMBRE

Se formaba por una camisa de manga larga con cuello redondo, aletilla y manga con puño. Llevaba también camiseta de cuello redondo y manga corta. Para la confección de ambas prendas se utilizaba tela de manta. El pantalón, conocido como calzón largo también era de manta, amplio, con tirantes a la cintura y largo hasta el tobillo.

A la altura de la rodilla llevaba un adorno formando cocoles, adornos que podían ser confeccionados en máquina o a mano.

El patío era una especie de rectángulo doblado en esquina o pico amarrado a la altura de la cintura y adornado en las rodillas con los mismos adornos llamados cocoles que llevaba el pantalón. Ésta prenda de vestir estaba confeccionada en manta.

Los accesorios de esta vestimenta solían ser de utilidad más que de adorno y los integraba un sarape de lana virgen en el que casi siempre prevalecían los colores oscuros, ésta prenda se llevaba cargada al hombro como era la costumbre.

El morral era de yute y lo utilizaban para cargar sus pertenencias, utensilios de trabajo y en no pocas ocasiones su "mandado" o comestibles.

El sombrero era estilo sahuayo y en aquel tiempo se le conocía como "pilón" por lo que era llamado de esta manera.