Querétaro
Viable ampliación bajo Los Arcos: G-5
Fernando Osuna Coronado, aseguró la total viabilidad de ampliar la vialidad bajo el Acueducto.



Confirman ingenieros que todo se puede

construir, debidamente analizado y costeado
Diario de Querétaro
16 de agosto de 2010

por Abel de la Garza



La construcción de dos pasos a desnivel en Bernardo Quintana, por debajo del Acueducto de Querétaro, es viable, consideró el Grupo de los Cinco (G-5).

En conferencia magistral "El Acueducto Queretano y su Vialidad", Fernando Osuna Coronado, integrante de este grupo y quien en su momento participó de la construcción de las líneas 1 y 2 del Metro en la Ciudad de México, aseguró la total viabilidad de ampliar la vialidad, luego de que existieron algunas voces que advertían la posibilidad de daños al monumento histórico.

"Estoy aquí en esta plática ante la desinformación de quienes y cómo se hicieron en 1970 y 1971 los pasos existentes".

Y es que para mejorar la vialidad en esa zona de la ciudad es necesario generar la ampliación a tres carriles de cada lado, para despresurizar el tránsito, a la vez de prevenir accidentes.

"Ante el rebasado aforo vehicular del Boulevard Bernardo Quintana son indispensables las ampliaciones quizá con otros dos pasos, o soluciones aún más audaces que dejo en manos de los especialistas urbanos, análisis de impacto ambiental. Todo se puede construir, debidamente analizado y costeado".

Fernando Osuna, ingeniero de profesión, explicó desde el punto de vista técnico cómo fueron construidos los pasos a desnivel que existen actualmente, hace ya 40 años, cuando para ese entonces podría parecer un reto mayor haberlo llevado a cabo. Y es que todavía hoy se encuentran "en perfectas condiciones".

Osuna Coronado explicó cómo recibió el proyecto oficial de la obra, al cual hizo múltiples sugerencias, que fueron acepadas por la Dirección General de Puentes en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) en ese entonces; entre las que destaca que este paso a desnivel debía ser construido con un procedimiento Mixto; es decir, la tradicional excavación y estructuras a cielo abierto -en ese orden- con rampas de entrada y salida en los cuatro carriles y en ambos sentidos, y la otra parte constó, en aislar el cruce en las zona de la zapatas de cimentación de cantera, de las columnas de los arcos, con un procedimiento de muros de concreto hidráulico tipo Metro.

Asimismo complementó su conferencia mostrando como que el citado procedimiento ya había sido aplicado exitosamente en las líneas 1 y 2 del metro, ubicadas en el centro de la Ciudad de México, proyecto en el que también participó.

"Los ingenieros responsables del mismo, adquirieron una acelerada curva de aprendizaje, tanto en medidas técnicas preventivas, de ejecución y control, esto en los años de 1967 a 1970".

Tras detallar algunas cuestiones técnicas, Osuna Coronado afirmó categórico que la construcción de dos túneles adicionales en el Bernardo Quintana, son factibles, y que no representarían problema alguno para los Arcos.

"Sugiero respetuosamente a la autoridad correspondiente (realizar) la obra con los dos nuevos pasos a desnivel y de haber contacto con las zapatas exhaustivamente analizadas, proceder con el rigor de investigación, proyecto y procedimientos de construcción descritos y quizá modernizados, principalmente en laboratorios (...) Obtener actualizados datos de aforos vehiculares y origen y destino de los mismos (...) Estudios, si los hubiera, de posibles esfuerzos de fatiga en claves a lo largo de estos 40 años de uso".

Detalló que también se requiere tener en mano planos actualizados de obras inducidas, longitudinales y transversales a los Arcos, como son líneas de agua, drenaje, teléfono, gas, alta y baja tensión, así como líneas especiales.

"Integrar este nuevo proyecto con soluciones del flujo vehicular ante el crecimiento urbano, insisto con visión de largo plazo".

Osuna Coronado explicó que estos comentarios ya los realizó con el actual presidente del Consejo de Administración de Grupo ICA, Bernardo Quintana Isaac, quien otorgó de inmediato el apoyo necesario e informativo, "que hoy presentamos, a través del Ing. Luis Zárate, y de la Fundación ICA".

Además, dijo "ingenieros de alto reconocimiento profesional dentro del Grupo de los Cinco, al cual me he sumado hace unos tres años, han hecho saber a funcionarios del actual gobierno las generalidades que hoy reviso con ustedes".

Tras escuchar la exposición de Fernando Osuna, el Director General de Instituto Mexicano del Transporte, Roberto Aguerrebere Salido, aclaró que si bien no se cuentan con detalles específicos, se han realizado monitoreos a la estructura de los Arcos y no se han registrado variaciones importantes que pudieran reflejarse en un problema; no obstante señaló que es necesario hacerlos con mayor frecuencia.

Finalmente, José de Jesús Benítez Arias, representante del Bernardo Quintana Isaac, afirmó categórico que cualquier obra es factible -con los avances tecnológicos con que se cuenta el día de hoy-. Sin embargo resaltó que se requieren tres puntos importantes: dinero, voluntad y técnicos capaces.

A esta conferencia, acudió con la representación del Gobernador del Estado, José Calzada Rovirosa, el Vocal Ejecutivo de la Comisión Estatal de Aguas (CEA), Sergio Loustanau Velarde, quien reconoció la capacidad, trayectoria y profesionalismo de los integrantes del G-5.

Estuvieron presentes también en esta Conferencia, realizada en el Auditorio Fernando Díaz Ramírez, el Coordinador de Ingeniería Civil de la Facultad de Ingeniería y anfitrión de la Universidad Autónoma de Querétaro, Miguel Angel Domínguez Cortázar; la diputada del PRI Blanca Pérez Buenrostro y el doctor Alfredo Zepeda Garrido, ex-Rector y Catedrático de la Máxima Casa de Estudios, quien fungió también como comentarista.

Cabe recordar que el G-5 está integrado también por José Antonio Nieto Ramírez, Lorenzo Rubio Espinoza de los Monteros, Juan González Jáuregui, José Palacios Pérez, Julio Lorence Hernández, Nabil Mobayed, Salvador Pasillas, Enrique Ortega Torres, Juan Oviedo Jiménez, Pamela Siurob Carvajal, Federico Cuanalo de la Cerda, Sol Elvira López Guerra y Carolina Cabrales Herrera.