Suplemento: Qué hacer el Fin de Semama
Templo y convento de Capuchinas
Las religiosas Capuchinas salieron de la ciudad de México, el 11 de junio de 1721 y se inició la construcción del convento. Foto: Nayeli Rosas../Diario de Querétaro.
Diario de Querétaro
15 de mayo de 2010

Mónica Arias

Querétaro, Querétaro.- Este convento es mejor conocido como San José de los Pobres y el templo de Capuchinas.

Esta joya arquitectónica se destaca por la gran sencillez de su construcción, pero también por su sobriedad y belleza. El templo tiene dos portadas gemelas en la parte exterior labradas en cantera.

En marzo de 1718, el Papa Clemente expidió una bula por medio de la cual autorizaba que se fundara en Querétaro, el convento de San José de Gracia de los Pobres para religiosas Capuchinas, en septiembre de ese mismo año, el rey de España dio su autorización para la construcción del convento.

Quien se encargó de la edificación fue el Dr. José Torres Vergara, canónigo de la catedral de México, en virtud de que don Juan Caballero y Osio le otorgó un legado testamentario para la obra.

Las religiosas Capuchinas salieron de la ciudad de México, el 11 de junio de 1721 y se inició la construcción del convento que culminó en julio de 1771.

Ya en julio de 1778, las monjas capuchinas fundaron los conventos de la Purísima Concepción y de San Francisco en Salvatierra, Guanajuato.

En 1880, el templo tuvo un órgano. Por la aplicación de las Leyes de Reforma, en 1861, las religiosas fueron enclaustradas y el convento dejó de funcionar como tal y en él se instaló un cuartel.

En 1867, al ser hechos prisioneros Maximiliano de Habsburgo y los generales Miramón y Mejía, fueron encarcelados del 22 de mayo al 19 de junio, fecha en que salieron para ser fusilados en el Cerro de las campanas.

La historia del edifico continúa y en 1892, el convento alberga el Hospicio para pobres; a partir de 1900 se instalaron escuelas particulares, entre ellas "El Verbo Encarnado" y "El Guadalupano".

Para 1904, el edificio fue remodelado y decorado su interior y funcionó como templo.

Esta hermosa obra arquitectónica se ubica en la esquina de Hidalgo y Guerrero, en el Centro Histórico, es un lugar lleno de historia.

Fuente: Archivo Histórico de Querétaro.