Seguridad
Se suicida agente del INM
El agente del INM se quitó la vida inhalando monóxido de carbono.
En la habitación de un motel
Diario del Sur
7 de diciembre de 2012

Rosario González Chay

*Se encerró en un cuarto y se ahogó con monóxido de carbono

*Su esposa dijo desconocer por qué se quitó la vida; dejó en orfandad a dos hijos



Empleados de un motel ubicado en el Libramiento sur, se llevaron gran susto al encontrar el cadáver de un hombre sobre la cama de una de las habitaciones, donde había ingresado una noche antes.

Sobre los hechos, se logró saber que alrededor de las 7:00 horas, trabajadores de conocido motel hicieron varias llamadas vía telefónica a la habitación número 8, pues la persona que estaba dentro tenía que retirarse del lugar o pagar otra jornada para poder permanecer en la misma; al no obtener respuesta, optaron por abrir el cuarto, donde vieron el cadáver de un sujeto, por lo que alertaron a las autoridades policiacas.

Al lugar se presentaron los elementos de la Policía Municipal y Estatal, quienes se percataron que el ahora occiso colocó cinta canela en toda la habitación, posteriormente amarró una manguera color verde al tubo de escape del automóvil marca Nissan tipo Sentra, color vino, modelo 2004 con placas de circulación DPZ-43-61 y número de serie 6BAYB14-007469, con el que se introdujo a la habitación; antes prendió el vehículo y se encerró en el cuarto, puso música para relajarse y durante varias horas estuvo respirando el humo que despedía el vehículo, mientras dormía en la cama.

Los agentes policiacos verificaron el área y no había señas que se haya suscitado alguna riña, por lo que presumen que se suicidó.

Al lugar arribó el agente del Ministerio Público del fuero común, quien dio fe los hechos y ordenó el traslado del cuerpo al Semefo para la necropsia de ley.

El ahora occiso fue identificado por la señora Araceli Altúzar, quien dijo que su esposo se llamaba Raúl Cordero Améstica, de 39 años de edad, quien era agente del Instituto Nacional de Migración (INM), y dejó en orfandad a dos hijos varones, de nueve y 11 años de edad, con domicilio en la calle Abetos número 04, de la colonia Laureles uno, y dijo que desconoce el motivo que de su cónyuge para quitarse la vida, pues según no tenían problemas