Tapachula
Sigue la matanza clandestina de reses en Tapachula
Ya son 70 días cumplidos los que lleva cerrado el rastro municipal TIF de Tapachula. Foto: Diario del Sur.

Rastro TIF lleva 70 días cerrado
Diario del Sur
20 de mayo de 2012

Adrián González

Tapachula Chiapas.- El rastro Tipo Inspección Federal (TIF), que se inauguró hace apenas algunos meses en Tapachula, lleva un promedio de 75 días cerrado y sin operar, por problemas en su drenaje y fosa séptica. Al respecto, el presidente de la Unión de la Tablajeros de Tapachula, José Andrés Ruiz Romero, reveló que el problema de la matanza de reses en los rastros improvisados se ha acentuado, por las condiciones en las que estos se encuentran, ya que en el caso de sus representados están sacrificando su ganado en el ejido 20 de Noviembre y la travesía hacia dicho lugar cada día es más peligrosa, ya que es una zona resbaladiza prácticamente de puro barro rojo y al estar lloviendo aquello se vuelve un verdadero lodazal.

Indicó, que debido a los gastos que genera el traslado de las reses a ese sitio, que se encuentra en la zona alta de Tapachula, se ha ido incrementado el precio de la carne, sobre todo porque la crisis de este sector continúa avanzando, por lo que afirmó que al correr de los días son más las familias dedicadas a esta labor las que se declaran en banca rota.

Dijo además que a pesar de contar con permisos y a diario ser verificados por las autoridades sanitarias, quienes se encargan de evaluar la forma en la que se sacrifican las reses, no se descarta que pueda existir algún riesgo sanitario.

"Las autoridades estatales y municipales se comprometieron a solucionar el problema, el cual se derivó de la supuesta falla de la empresa constructora, que no cumplió con los lineamientos, pero aún así fue aceptada por las autoridades, sin realizar una inspección adecuada de la obra", precisó.

Afirmó que han pasado los días y hasta el momento la Unión de la Tablajeros de Tapachula no ha recibido apoyo alguno, a pesar de que solicitaron en comodato el rastro TIF para que ellos mismos sean quienes den una solución, ya que consideran no existe verdadero interés por parte de las autoridades en mejorar y poner en funcionamiento este sitio.

SE SIENTEN ENGAÑADOS

De igual forma, opinó que respecto el antiguo rastro municipal, el cual ya fue demolido, los tablajeros se sienten engañados, ya que cuando se dio la orden de desalojar esas instalaciones se les prometió un edificio superior y el más grande del estado, por lo que confiados aceptaron trasladarse para realizar la matanza en ese lugar, pero lamentablemente no funciona.

Cuestionado sobre el conocimiento de rastros clandestinos en la región, dijo que es un hecho que hay personas que están realizando la matanza de forma clandestina y no cumplen con las normas sanitarias, por lo que reiteró que la Unión de Tablajeros de Tapachula se deslinda de responsabilidades en caso de que sean detectados problemas de salud, ya que ellos sí cumplen con estas normas sanitarias.

Cabe señalar, que las autoridades cedieron a la Unión de Tablajeros un lugar en el ejido 20 de Noviembre para el sacrificio de reses, supuestamente mientras se arregla la situación del rastro TIF; ahí se realizan las labores con la mejor higiene posible, sin embargo, es necesario que se apresuren con la rehabilitación del rastro.

Por último, exhortó a las autoridades a agilizar el comodato, debido a que cada día la crisis económica afecta más a los tablajeros de Tapachula, por lo que reiteró que urge agilizar la mejora de la obra o el trámite para que sean ellos mismos quienes se encarguen de la compostura.