Comunidad y Cultura Local
El altar de muertos
Foto: El Occidental.
El Occidental
1 de noviembre de 2011

Nesy Mercado Ramírez

Guadalajara, Jalisco.- Los altares de muertos son la máxima representación de la festividad del 2 de noviembre. Aunque hay diversas formas de colocarlos, su significado es el mismo, ayudar al ánima del difunto a que llegue a su hogar, con sus seres queridos y pueda disfrutar de todo aquello que en vida, le gustaba comer, beber y oler. Sin embargo, el altar que podría decirse "completo", es el que integra siete niveles.

El altar debe de constar de siete niveles o escalones que representan los siete niveles que tiene que pasar el alma de un muerto para poder descansar, estos altares se realizan generalmente en lugares donde exista un espacio grande, el cual debe ser barrido anteriormente con hierbas aromáticas hacia los cuatro vientos un día antes del Día de Muertos.

Para colocar los niveles, se utilizan cajas de cartón forradas con papel de china en tonos morados y negros, que son los colores del luto. El séptimo nivel debe de estar casi a la altura del suelo y sobre él se pone el segundo nivel que es un poco más chico que el primero y así sucesivamente. Cada escalón tiene un significado y debe contener ciertos objetos en específico.

En el primer escalón, se pone la foto del santo o virgen de la devoción a la cual era afecto el difunto. En el segundo, una imagen de las ánimas del purgatorio, el tercero es para la sal, que es para los niños del purgatorio.

En el cuarto nivel se pone el pan llamado "pan de muerto", este pan es adornado con azúcar roja que simula la sangre, se recomienda que el pan sea hecho por los parientes del difunto, ya que es una consagración, aunque esta tradición poco a poco se ha ido perdiendo.

El quinto nivel es para la comida y la fruta que fueron los preferidos por el difunto, en el sexto se pone la foto del difunto a quien se dedica el altar y el último es para colocar la cruz de un rosario hecho de tejocote y limas.

Mientras que las ofrendas que se ponen dentro del altar son las siguientes.

* Cuatro velas. Deben formar una cruz orientada a los cuatro puntos cardinales, al lado del altar, se pone una olla de barro sobre un anafre con hierbas aromáticas: albahaca, laurel, romero, manzanilla y otras más.

* Cadenas de papel morado y amarillo que significan la unión entre la vida y la muerte.

* Papel picado que da colorido y alegría de vivir.

* Flores, que son la bienvenida para el alma, la flor blanca representa el cielo; flor amarilla, la tierra y la morada el luto.

* Velas que con sus llamas representan la ascensión del espíritu. También significan luz, guía del camino desde donde se encuentra el ánima, hasta su casa.

* Lienzo blanco y nuevo que representa la pureza, el cielo.

* Un cirio que representa el ánima sola.

* Incienso de copal cuyo humo simboliza el paso de la vida a la muerte.

* Maíz, que representa la cosecha y que se conserva desde las primeras ofrendas de nuestros antepasados.

* Frutas, ofrenda que nos brinda la naturaleza. Generalmente son cañas de azúcar, naranjas, tejocotes y jícamas, por ser temporada.

* Calaveras de azúcar que son una costumbre indígena.

* El agua que da vida y energía para el camino.

* Los platillos con los que se trata de agradar el difunto compartiendo los alimentos que le gustaban.

* Un Cristo para que haya bendiciones.

* Sal para que el cuerpo no se corrompa.

* Un camino desde la puerta de la entrada hasta el altar formado con flor de cempasúchil.

* Una vara para liberar al muerto del demonio y los malos espíritus.

* Objetos personales del difunto.

Esta es parte de nuestra tradición del Día de Muertos, que ha prevalecido hasta nuestras fechas y que tenemos arraigados los mexicanos.