Salud
Descubren nuevo tratamiento para el acné
Organización Editorial Mexicana
10 de septiembre de 2010

El Sol de México

Ciudad de México.- Asimple vista, el acné no es más que una condición pasajera y molesta que se tiene durante la adolescencia, pero en realidad es una afección más grave que el 80 por ciento de los jóvenes presentan y, en algunos casos, deja cicatrices permanentes, tanto físicas como psicológicas, que afectarán gravemente su calidad de vida. No se trata, pues, únicamente de una cuestión estética, sino de un problema psicológico.

Asimismo, someter la piel en forma prolongada a la acción de la radiación ultravioleta del Sol tendrá como consecuencia una piel seca, áspera, amarillenta, arrugada, de textura gruesa y con una pigmentación irregular. Esto es lo que se conoce como fotodaño o fotoenvejecimeinto. Es decir, envejecer prematuramente por causa de una exposición excesiva, frecuente y descuidada a la luz solar.

La investigación dermatológica avanza cada día más y actualmente existe un compuesto a base de Adapalene, una molécula descubierta por el doctor Braham Shroot, investigador de laboratorios Galderma, la cual ha demostrado una gran eficacia para el tratamiento del acné.

Hoy en día, Adapalene al 0.3 por ciento, contenida en Adaferín 0.3 por ciento, con su formulación en gel, representa un avance dermatológico, ya que forma parte de la última generación, de los llamados retinoides; es decir, los compuestos más eficaces para el tratamiento de diversas afecciones de la piel, en especial el acné y ahora fotodaño.

A diferencia de los retinoides anteriores, Adapalene 0.3 por ciento ofrece un gran número de ventajas: menor irritación de la piel, actúa rápidamente, menos efectos colaterales y tiene muy buena tolerancia para combinarse con otros medicamentos, logrando así que la terapia sea más eficaz, rápida y mejor tolerada.

El tratamiento con Adaferín 0.3 por ciento deberá ser apoyado durante el día con un bloqueador solar, capaz de proteger contra todos los tipo de radiación solar. También en los días nublados o de invierno es necesario utilizar este tipo de protección.

Como siempre, la mejor recomendación es acudir a consulta con un dermatólogo en cuanto aparezcan los primeros indicios de acné o fotodaño, por supuesto evitar los remedios caseros y la automedicación que, en la mayoría de los casos, lo único que logra es agravar más el problema.

Mantenerse firme en el tratamiento requiere tiempo, persistencia y paciencia, pero todo esto es mejor que agravar la condición por ignorancia o desesperación, y por supuesto, mucho mejor que tener que someterse a algún tipo de intervención quirúrgica o, peor aún, recibir del médico la noticia de que ni la cirugía puede eliminar ya el problema.