Opinión / Columna
 
Investigación de Mercado 
Lizbeth Salgado 
La importancia de la innovación en los productos
El Sudcaliforniano
28 de agosto de 2010

  Actualmente el mercado de bienes y servicios sufre de una saturación de marcas y productos. Como dicen los autores expertos en el área, se ha pasado de ser un mercado de demanda a ser un mercado de oferta. Donde el consumidor puede encontrar múltiples marcas/productos y ¿cómo destacar ante la vista de estos compradores que cada vez son más exigentes y selectivos? Pues utilizando la innovación en el desarrollo de nuevos productos. La tan famosa frase "Innovar o morir" se ha convertido en un grito de guerra.

El desarrollo de productos es el proceso mediante el cual una empresa hace una de dos cosas: 1) crea un producto completamente nuevo que, o bien se añade a una línea de productos existentes o puede ocupar nuevos nichos de mercado, 2) modifica o actualiza un producto existente. Por ejemplo, cuando van a la compra ¿se han percatado de cuantas veces ha cambiado su producto habitual de la despensa de forma, color y tamaño? Incluso hasta el nombre de la marca. Una de las razones a esto es, que los consumidores buscan la novedad y por ello cada vez las empresas hacen pequeñas o grandes innovaciones en sus productos o servicios con el afán de atraer la atención de sus clientes. La innovación debe ir acompañada de la creatividad más que de un jugoso presupuesto. Como lo dice Schnarch (2007):

"Creatividad sin innovación, es como un sueño.

Innovación sin creatividad, no puede existir.

Innovación sin marketing, no tiene sentido.

Creatividad, innovación y marketing en acción, pueden cambiar las organizaciones"

Pero también debe de ir acompañado del marketing. No podemos producir un nuevo producto y luego intentar por todos los medios de comunicación venderlo, esto podría funcionar en otro escenario, pero no en la actualidad. Debemos conocer primero qué producir utilizando la investigación de mercados, indagando las necesidades y deseos de los consumidores ya que finalmente no se venden productos, se venden satisfactores. Si no se hace este análisis, lo que podría suceder es que el producto no satisfaga ninguna necesidad y por ende tendería a desaparecer. Finalmente, el éxito económico de las empresas sean micro, pequeñas, medianas o grandes depende de su habilidad para identificar estas necesidades y crear rápidamente productos que cumplan con estas necesidades y que puedan producirse a bajo costo. El hacerlo no solo representa un problema de marketing, ni tampoco debiera ser de diseño o manufactura; se trata de un problema de desarrollo del producto que involucra todas estas actividades.




 
Columnas anteriores
Columnas anteriores
Cartones
Columnas