Tapachula
No hay para cuando se termine el rastro
Abandonado se encuentra el nuevo rastro municipal, ubicado en el camino a San Nicolás Lagartero. Foto: Diario del Sur.

Gobierno del estado se olvidó de concluirlo

Diario del Sur
8 de julio de 2010

Rubén Zúñiga

* Infraestructura se hace de la vista gorda; no entrega recursos

* Ganaderos recriminan que la obra esté en el total abandono

Tapachula Chiapas.- En completo abandono se encuentran las instalaciones de lo que iba a ser el moderno Rastro de Tapachula, ubicado en el camino a San Nicolás Lagartero.

La obra que fue anunciada por las autoridades estatales y municipales, se encuentran olvidada; gran parte de la infraestructura está enmontada, además sólo un policía municipal es el encargado de vigilar las modernas instalaciones.

El nuevo rastro municipal, se encuentran sobre la carretera que lleva a la comunidad de San Nicolás Lagartero. Desde la carretera se observa el mal estado en el que se encuentra.

De acuerdo a información proporcionada por autoridades estatales, en 2009 a la obra se les destinaría mayor inversión para concluirlo, por lo que se habrían destinado 2.4 millones de pesos.

Sin embargo, hasta la fecha el rastro no ha sido concluido, y por el contrario presenta muestras claras del deterioro, esto porque en el interior, así como en el exterior la infraestructura ha padecido por el paso del tiempo, así como por los vivales que se han aprovechado de la poca presencia policíaca para cometer sus fechorías.

Olvido de las autoridades de Gobierno del Estado de una obra de gran envergadura, de la que prometieron sería concluida y hoy en día se deteriora cada vez más.

Problemática social, y que los tapachultecos sufren por ingerir diariamente carne del rastro municipal, el cual no cumple con las condiciones mínimas de sanidad.

En recorrido de Diario del Sur se pudo observar el mal estado en el que se encuentra el moderno rastro, el cual se anunció sería Tipo Inspección Federal (TIF), lo que permitiría a los productores locales ingresar a los nichos de mercados de autoservicios y tiendas especializadas de la región, así como ofrecer una servicio de mayor calidad para los tapachultecos, sin embargo, el rastro aún no funciona y los sitios destinados para la matanza no están concluidos.

En ese lugar se observan varios agujeros realizados en el piso del rastro, así como algunos pasillos sin pavimentar Restos de documentos importantes de la Secretaría de Infraestructura se encuentran tirados, inclusive fueron utilizados por algunas personas como papel sanitario.

El Decano del Periodismo logró rescatar parte de algunos documentos que se encontraban tirados en el interior del rastro.

Uno de ellos lleva como título "trámite de pago de estimaciones", y a la derecha dice: resumen físico-financiero formato SI-1.

El documento detalla que el rastro municipal recibe una complementación funcional de las instalaciones. El contratista es Servicios Constructivos y Comerciales del Sur.

Además la fecha de inicio y entrega de la obra es el uno de junio de 2009, al 28 de octubre de 2009, respectivamente.

Así mismo, el papel detalla una estimación de tres millones 489 mil 203 pesos con 81 centavos; un anticipo acumulado de millón 46 mil 761 pesos con 14 centavos.

Expone que el avance financiero es de 34. 58 por ciento y el físico de 6.54 por ciento; hasta el final del documento se observan los nombre de Liliana Guadalupe Pérez González, administrador único servicios constructivos y comercial del sur S.A. de C.V., así como el del ingeniero Francisco Ángel Díaz, supervisor de obra de la Secretaría de Infraestructura del gobierno del estado.

En el recorrido por el inmueble, se pudo observar un pozo o centro de distribución de agua, el cual fue clausurado por las autoridades de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), ni siquiera el elemento de la policía municipal pudo explicar el por qué fue clausurado.

Se observó el mal estado en el que se encuentran todas las instalaciones, donde los implementos se encuentran enmontados, otros más como las cajas de control de electricidad abiertas y algunas sin cables.

Diario del Sur, conversó respecto a este tema con uno de los líderes históricos de la ganadería local, Luciano Rosales Tirado, quien dijo desconoce los avances que existen sobre la construcción del nuevo rastro municipal.

Al respecto, declaró: "hasta este momento, no tengo informes sobre lo del rastro, acudimos a la presidencia municipal a pedir que se nos informara cuáles son los avances".

Y abundó: "nos indican que el Ayuntamiento tiene un recurso, esperando que la Secretaría de Infraestructura cumpla su parte, para que puedan terminar ese rastro, pero le soy honesto no le veo fin, es algo que tardará algún tiempo todavía".

El reconocido ganadero y notario, expresó que el nuevo y moderno rastro es necesario, ya que la alternativa de los productores es vender el ganado en cortes o canales.

Para eso "se requiere el rastro para vender en cortes, en canales que es donde podemos obtener el valor agregado, para eso necesitamos el rastro; si no hay rastro seguiremos siendo productores de materia prima".

Rosales Tirado, dijo que es necesario que se concluya el rastro municipal, obra que será de gran importancia para el sector que representa.