Tapachula
De moda que universitarias se prostituyan
Muchas de las muchachas que ofrecen sus servicios estudian en universidades reconocidas de la ciudad. Foto: Diario del Sur.

Revela director de sanidad municipal

Diario del Sur
8 de noviembre de 2009

César Solís

* Se refuerzan operativos para combatir prostitución en el centro histórico

Tapachula Chiapas.- A lo largo de los siglos, la prostitución ha constituido un fenómeno social; nació desde la aparición del hombre en sociedad y hoy se le denomina "el oficio más antiguo del mundo".

El término prostitución define a cualquier mujer u hombre que lleva a cabo cópula con compañero o compañera excluyendo el factor emocional o afectivo, constituyéndose así la retribución monetaria de dicha actividad.

Filológicamente proviene de la palabra latina prostitutio-onis: "acción y efecto de prostituirse". Prostituir, prostituere, referido a "exponer públicamente a todo género de sexualidad y torpeza de esta índole; exponer, entregar, abandonar a una mujer a la pública deshonra o corromperla" (Diccionario de la Lengua de la Real Academia Española 1939,10-39) y, desde el punto legal, se define a la prostitución como: "el tráfico vergonzoso que una mujer hace de sí misma". (Joaquín Escriche 1920, 1399)

LAS CHICAS DEL TALÓN EN TAPACHULA

Desde hace mucho tiempo la prostitución en el primer cuadro de la ciudad ha sido palpada por muchas personas; las causas que orillan a las mujeres a vender su cuerpo son muchas.

En los últimos meses la Dirección de Sanidad ha implementado operativos constantes para abatir lo que se considera un mal social, que además da mala imagen a la ciudad.

Algunos de los motivos por los cuales las mujeres se prostituyen, tienen que ver con la necesidad: llevar comida a sus hijos, mantener al esposo que se encuentra enfermo, o a las padres y porque no, pagarse los estudios en alguna universidad particular.

Actualmente el panorama de una crisis económica internacional, ha sido pieza clave para que en Tapachula, este oficio cobre mayor fuerza.

El director de Sanidad municipal Marco Antonio Morales Sánchez dio a conocer que se está dando un fenómeno en el que jóvenes estudiantes principalmente universitarias han empezado a anunciarse en periódicos para dar este tipo de servicio para solventar sus colegiaturas.

Sobre las cifras que existen de prostitución en la zona de tolerancia de las Huacas dijo que se tienen registradas 80 personas, mientras que los trabajadores de bares y cantinas que pasan revisiones sanitarias son 260, según el último padrón (aunque dos meses antes se tenía un registro mayor).

Morales Sánchez dijo que un alto porcentaje de la prostitución es de paso, que incluye a estudiantes universitarias que ante la falta de recursos económicos en su familia recurren a esta actividad para solventar sus gastos y colegiaturas.

Asimismo, dijo que se ha empezado a detectar en Tapachula otra modalidad de servicio denominado "damas de compañía", ofrecen sus servicios a ejecutivos o personas que requieren de compañías femeninas en eventos sociales o laborales.

Por ello, dijo que desde el pasado mes de septiembre se intensificaron los operativos contra la prostitución clandestina en el centro de la ciudad y zonas aledañas, estos se hace de manera sorpresiva para obligarlas a que se reubiquen en la zona de tolerancia y cuenten con los requisitos de sanidad, asimismo las sanciones son más severas pues el arresto administrativo de 24 horas se ha incrementado a 36 horas en caso de reincidencia.

TESTIMONIO DE UNA COLEGIALA

"Raquel", estudia leyes en una universidad particular de esta ciudad, es la cuarta hija, su padre falleció trágicamente cuando ella apenas tenía 9 años, su mamá ha sido el pilar y sostén de la familia durante mucho tiempo, pero hoy se encuentra delicada de salud, por lo que "Raquel" decidió llevar a la práctica este oficio con el que paga colegiaturas y lleva el sustento a la casa.

"Mis servicios van desde 500 pesos hasta los 5 mil por una noche, dependiendo del cliente; pero los sábados y domingos los utilizo para mis hermanitos y mamá", relató la encantadora dama.

Comenta que al igual que ella tiene otras 3 amigas más de otra universidad que trabajan de lo mismo aunque ellas lo hacen por puro gusto y ganas de vestirse y vivir bien.

"Lo peor que me ha pasado durante este año en el que inicie, fue que un cliente que me contrató por teléfono era un compañero de la universidad, la verdad no sabía que hacer en ese momento, pero primero platiqué con él y expuse mi situación después hicimos el amor y todo normal, nunca ha dicho nada en el salón de clases y es todo un caballero", argumentó.

Al preguntarle si acude a revisiones médicas ante la instancia de salud municipal, respondió que no, porque le daría mucha pena, pero que por lo menos en lo que va del año se ha realizado dos pruebas rápidas de VIH, además de acudir a su ginecóloga particular.

"Las relaciones sexuales siempre las llevo a cabo con preservativo y cuando un cliente va muy alcoholizado y no quiere usar preservativo, le hablo al de seguridad del motel para que me ayude a salir y retirarme, es muy común", indicó.

La sexoservidora joven, confesó que dentro de su clientela hay algunos políticos y funcionarios, mismos que comúnmente la invitan a la playa y pagan muy bien.

Así como esta historia de la sensual Raquel -quien accedió a la entrevista con Diario del Sur-, existen otras historias de mujeres que se prostituyen por necesidad.