Chiapas
Quieren soyeros semilla brasileña
Soyeros piden autoridades les permitan importar semilla de soya brasileña; la de la región es insuficiente. Foto: Diario del Sur

Es más barata, señalan
Diario del Sur
24 de febrero de 2009

Rubén Zúñiga

Tapachula Chiapas.- Los nuevos presidentes del Consejo Estatal de Soya en Chiapas y del Sistema Producto Soya, Alfonso Castañeda Cruz y Vidal González López, respectivamente, consideraron que es importante la compra de semilla brasileña para tener mejores rendimientos en la producción.

En rueda de prensa, aseguraron que se busca ayudar a los productores de la localidad y reiteraron que sus antecesores David González Ozuna y Otilio Wong Arriaga ya no tienen nada que ver con los organismos que ahora ellos dirigen.

Al respecto, el actual presidente del Consejo Estatal de Soya en Chiapas, Alfonso Castañeda Cruz, dijo que han existido problemas para introducir la semilla de soya proveniente de Brasil.

"Queremos que no nos pongan obstáculos para traer semilla del extranjero, como la de Brasil; hemos tenido mucho problema con eso", dijo.

Castañeda Cruz, explicó que la semilla que se importa es un beneficio porque se "bajan los costos de la oleaginosa, ahorita tenemos la semilla Monsanto y vemos que estará muy cara".

Expresó que la intención es ayudar al productor de soya y no dañar su economía y agregó que la semilla del país sudamericano goza de "un buen rendimiento y es más barata; eso es lo que pretendemos, bajar los costos".

Por su parte, el secretario del Sistema Producto Soya no gubernamental, Virginio Cisneros Cárdenas, dijo que otra de las razones por las que se ven obligados a comprar la semilla en el extranjero es debido a que la nacional no abastece la demanda de los productores locales.

Reveló que si se siembran de 12 a 14 mil hectáreas de soya en la zona, alcanza sólo para sembrar seis mil hectáreas, por eso se acude a la compra en el extranjero.

Aunado a esto, dijo que al contarse con el desarrollo de los cultivos y mejores empleos en la zona, se puede evitar que los jóvenes emigren de sus comunidades.