Querétaro
Las Misiones
Misión de Jalpan de Serra. Fotos: Demian Chávez./Diario de Querétaro.
Diario de Querétaro
10 de febrero de 2008

Heidy Wagner

Querétaro, Querétaro. Por su majestuosidad arquitectónica, ubicación en la región, relación con su entorno natural e importancia histórica, las Misiones Franciscanas edificadas a lo largo de la Sierra Gorda de Querétaro, forman parte de la lista de Patrimonio Cultural de la Humanidad, sin embargo, este patrimonio de nuestro estado requiere un mayor monto de inversión, interés y mucho trabajo para evitar su deterioro.

En mayo de 2003 el Teatro de la República de la ciudad de Querétaro fue el escenario donde se presentó el expediente técnico para la postulación de las cinco misiones ante el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) "El Comité del Patrimonio Mundial de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) emitió la designación durante la vigésima séptima sesión que realiza en París, Francia".

Antecedentes históricos:

La Sierra Gorda se localiza al norte del estado de Querétaro y forma parte de la cordillera de la Sierra Madre Oriental que corre paralela a todo el Golfo de México. Esta gran área abarca parte de los estados de Hidalgo, San Luis Potosí, Guanajuato y Querétaro, y en este último, los municipios de Arroyo Seco, Pinal de Amoles, Jalpan de Serra, Landa de Matamoros, San Joaquín y Peñamiller.

Estudios recientes indican una antigüedad de entre 6000 y 4000 años para las ocupaciones humanas más tempranas del sur de la zona. La Sierra Gorda fue una zona de intenso tráfico comercial y cultural hacia las costas del Golfo, la Huasteca y la Mesa Central de México principalmente, aunque se han encontrado vestigios que dan cuenta del intercambio comercial con las regiones de Río Verde (San Luis Potosí), Teotihuacan, Tula y el Occidente de México, la zona del Bajío, los valles de Querétaro y San Juan del Río.

Mediante el análisis de los rasgos pictóricos encontrados en la zona, queda claro que grupos nómadas de cazadores-recolectores y grupos sedentarios que dependían total o parcialmente de la agricultura estuvieron en frecuente intercambio cultural.

Los contactos entre la población serrana y las culturas vecinas fueron heterogéneos, al igual que los rasgos locales, la identidad política y el aprovechamiento de los recursos minerales. Para el periodo comprendido entre 200 y 1000 Después de Cristo; la Sierra Gorda se ha clasificado en tres subregiones: Río Verde, cultura serrana y Huasteca, en las que habitaban grupos con identidades culturales propias.

La región de Río Verde se encuentra al noroeste del estado de Querétaro y sus asentamientos se establecen en la cota de los 1200 metros sobre el nivel del mar. En la región de cultura serrana se localizan los asentamientos de Ranas y Toluquilla, los que, ubicados en las partes altas de las montañas, dominaban los pasos naturales y controlaban los recursos minerales y la circulación de bienes. La región Huasteca abarca la zona noreste del estado y entre sus asentamientos destacan Tancoyol, La Campana, Tancama y Tonatico, que controlaban las tierras fértiles en los fondos de los valles y las laderas medias.

Los pames (o xi'oi como se autodenominan) formaban el grupo más extendido y eran de carácter pacífico, afectos al trabajo y al comercio con los españoles. Fueron quienes se congregaron en mayor número en torno a las misiones y con ellos trabajaron los franciscanos durante más tiempo. En la actualidad se encuentran grupos pames en el municipio de Jalpan y en la delegación de Tancoyol, principalmente en la comunidad de Las Nuevas Flores.

A la llegada de los españoles, las tierras serranas eran habitadas por grupos de jonaces, huastecos, ximpeces y pames. De éstos, los jonaces destacaban por su ferocidad y fueron quienes participaron en la polémica Guerra de la Media Luna, en 1749, que representa el fin de los intentos de pacificación de la zona chichimeca. Al parecer, esta famosa guerra se mitificó. Era de dominio común que en el cerro llamado La Media Luna, situado por la carretera a Jalpan, en la zona del semidesierto, hubo una "última batalla" entre los grupos chichimecas con los españoles y sus aliados nativos. Se decía que cuando vieron perdida la batalla, familias enteras de chichimecas se aventaban desde lo alto de las paredes de roca que sobresalen, en un intento de suicidio colectivo, destacando así su integridad cultural.

Las misiones franciscanas

de la Sierra Gorda

Religiosos agustinos y franciscanos comenzaron el proceso de evangelización en la Sierra Gorda hacia el siglo XVI. Sin embargo, sus intentos se extinguieron rápidamente debido a la dificultad del terreno y sobre todo a la hostilidad de los habitantes de esta área de la Gran Chichimeca. Durante el siglo XVII los dominicos también lo intentaron, aunque sin mejores resultados. Esas órdenes religiosas sólo lograron levantar de manera incipiente algunas fundaciones y conventos que fueron destruidos al poco tiempo de establecerse.

Fue hasta el siglo XVIII, con la llegada del Colegio Apostólico de Propaganda Fide y la decisiva intervención militar para apaciguar y controlar esta zona -que representaba un punto clave para la seguridad de los caminos reales de la plata-, cuando Fray Junípero Serra recomienza el trabajo de sus antecesores e inicia la construcción de las cinco Misiones Franciscanas en lugares estratégicos, que le permitieran contar con abundantes recursos para lograr la congregación libre y pacífica de los nativos de estas tierras. Es así como empezó una nueva etapa de evangelización que culminó con las majestuosas edificaciones que hoy podemos disfrutar sin dejar de maravillarnos por la excelsa combinación de elementos de ambas culturas, que nos muestran el grado de integración que alcanzó en su simbolismo el proceso de evangelización, el cual se refleja en la iconografía y detalles arquitectónicos de cada una de las misiones - la Misión de San Miguel en Concá; la Misión de Santiago de Jalpan; la Misión de San Francisco de Asís del Valle de Tilaco; la Misión de Santa María de la Purísima Concepción del Agua en Landa de Matamoros y la Misión de Nuestra Señora de la Luz en Tancoyol -.

Desde una perspectiva histórico-cultural, las misiones marcan el encuentro totalmente pacífico y definitivo entre chichimecas-pames y frailes franciscanos. El contexto geográfico en que se construyeron estos conjuntos misionales es de gran belleza y fertilidad. Las misiones franciscanas dieron nueva vida a una amplia región que había permanecido aislada e hicieron posible la comunicación hacia el noreste de la Nueva España.

Las edificaciones franciscanas de la Sierra Gorda de Querétaro constituyen un claro testimonio de la coexistencia cultural entre dos sociedades y de éstas con su medio natural. El trabajo arquitectónico que se aprecia en los templos es una evidencia más de la fusión de una cosmovisión indígena y europea. Los conjuntos conventuales parten de las edificaciones del siglo XVI, con su atrio con cruz al centro, templo con planta de cruz latina, portal de peregrinos, capillas pozas y claustro con patio; a esto se agregan las portadas barrocas de los siglos XVII y XVIII. Uno de los elementos más significativos de las edificaciones son sus fachadas ornamentadas al estilo barroco mestizo. La presencia de mazorcas, plantas, flores, guirnaldas, conchas, animales, águilas bicéfalas y ángeles con penacho junto a imágenes cristianas y símbolos religiosos, son un testimonio de la fusión de dos culturas.

Las Cinco Misiones Franciscanas, Patrimonio Mundial de la UNESCO:

En febrero de 2000 un grupo de intelectuales mexicanos tuvieron la iniciativa de inscribir a las Misiones Franciscanas de la Sierra Gorda en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO. A partir de entonces se formó una comisión especial para realizar la gestión y alcanzar el mencionado reconocimiento; luego de dos años y medio, con la participación de un equipo multidisciplinario que trabajó en la integración del expediente técnico, se obtuvo la inscripción de las Misiones Franciscanas de la Sierra Gorda en la lista del Patrimonio Mundial el 2 de julio del 2003, durante la 27 sesión del Comité de Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Trabajos de restauración de las Misiones Franciscanas:

Entre 1979 y 1985 se comenzaron a restaurar las misiones de Jalpan, Concá, Tancoyol y Landa, y en ese mismo periodo se dio mantenimiento a las zonas arqueológicas de Ranas y Toluquilla. Entre 1991 y 1997 se realizaron importantes obras de restauración de monumentos, plazas, fuentes, fachadas, adoquinados y templos, y dentro de estos últimos se restauraron retablos, coros, órganos y pinturas.

En el periodo que abarca de 1997 a 2002, la Dirección de Sitios y Monumentos del Gobierno del Estado de Querétaro realizó diversos proyectos y obras tanto en las misiones como en las localidades donde se encuentran.

Ubicación de las Misiones Franciscanas:

Misión de Santiago Apóstol:

Ubicada en la cabecera municipal de Jalpan de Serra. La Misión de Jalpan fue la primera que se construyó, entre 1751 y 1758, y está dedicada al Apóstol Santiago. Se encuentra frente al jardín principal y está formada por atrio, claustro, portal de sacramentos y templo, el cual posee una capilla anexa del lado izquierdo. La barda original del atrio se perdió y en su lugar se construyó una similar, también con tres accesos y arcos invertidos.

San Miguel Concá:

Se localiza en el municipio de Arroyo Seco. La misión de Concá se encuentra en el centro de la localidad, a un costado de la calle Guerrero; tiene al frente la plaza principal y está orientada al sur. Las banquetas son de concreto y los arroyos de las calles están empedrados. La misión está dedicada a San Miguel Arcángel, es la más pequeña de las cinco misiones y probablemente se terminó de construir en 1754, según consta en una inscripción localizada dentro del templo.

Santa María del Agua de Landa:

Se localiza en la cabecera municipal de Landa de Matamoros. Es impresionante por el equilibrio de su composición, la esbeltez de la torre -unida a la fachada-, el portal de sacramentos, el atrio y la calidad escultórica de la fachada. Está dedicada a la Virgen de la Inmaculada Concepción, por lo cual también se le conoce con este nombre. En el atrio, delimitado por una barda con un acceso en cada uno de sus lados, se ve una cruz atrial al centro y un pavimento de piedra señala un corredor perimetral.

San Francisco del Valle de Tilaco:

Tilaco es una pequeña localidad situada 18 kilometros al noreste de la cabecera municipal de Landa de Matamoros; 5 kilómetros adelante se encuentra la población de La Lagunita, donde está la desviación hacia la derecha que lleva al Valle de Tilaco y a la misión. La misión de Tilaco se construyó entre 1744 y 1762 y tiene características diferentes de las otras misiones. La torre del campanario está separada del cuerpo de la nave por el bautisterio, que

estructuralmente funciona como un contrafuerte del templo.

Nuestra Señora de la Luz de Tancoyol:

Tancoyol se localiza a 30 kilómetros de Jalpan. Para llegar se toma la carretera federal hacia Xilitla y adelante de La Lagunita está una desviación hacia la izquierda, que luego de 23 kilómetros lleva directamente a San Antonio Tancoyol una de las tres delegaciones municipales de Jalpan de Serra. La misión se encuentra en el centro de Tancoyol y está delimitada a los costados por las calles Palma de Mallorca y Fray Junípero Serra; al frente se encuentra el jardín principal; las banquetas son de concreto y los arroyos de las calles están empedrados. Es posible que quien construyó la misión de Tancoyol haya sido fray Juan Ramos de Lora, quien residió ahí entre 1761 y 1767. La fachada del templo es iconográficamente la más elaborada de las cinco misiones.

Entrega de los Planes de Manejo y Títulos de Inscripción como Patrimonio Mundial de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO)

El 22 de octubre de 2007 el Gobernador del Estado, Francisco Garrido Patrón, llevó a cabo la entrega de los Planes de Manejo y Títulos de Inscripción como Patrimonio Mundial de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) de las Misiones Franciscanas de San Miguel Concá, Municipio de Arroyo Seco, Santiago Apóstol y Nuestra Señora de la Luz de Tancoyol en el Municipio de Jalpan de Serra. Dicho Plan de Manejo de las Misiones Queretanas es un instrumento técnico que auxilia a los Presidentes Municipales, Párrocos y ciudadanía en general para cumplir con los lineamientos internacionales de cuidado y preservación de las mismas.

Durante la ceremonia efectuada en la comunidad de Concá el Mandatario Estatal resaltó la una inversión cercana a los 800 mil pesos en apoyo a la conservación del patrimonio cultural en Arroyo Seco. Más tarde se llevó a cabo la entrega de los Planes de Manejo y Títulos de Inscripción como Patrimonio Mundial de la UNESCO de Santiago de Jalpan, en el Municipio de Jalpan de Serra, donde el Mandatario Estatal destacó que durante el 2008 su administración invertirá en las Misiones de Santiago de Jalpan y Nuestra Señora de Tancoyol, más de millón y medio de pesos en programas de reestructuración patrimonial.

Obras desglosadas en las Cinco Misiones Franciscanas:

(Fuente: Comunicación Social, Secretaría de Turismo)

1.- Misión de Jalpan de Serra: la inversión 2008, asciende a los 6 millones de pesos. El objetivo es mejorar la imagen urbana del primer cuadro de la cabecera municipal.

a. Pavimentación de las calles aledañas a la Misión.

b. (2004-2007) iluminación de la Misión. Por las noches puede admirarse una iluminación que se adecua al contexto cultural e histórico de la misión.

c. Rescate de Fachadas del Primer Cuadro: Pintura y retiro de lonas y anuncios.

2. Misión de Tancoyol (Jalpan de Serra): trabajos de imagen urbana con una inversión en el 2008 que alcanza los 3 Millones de Pesos

a. Rescate de fachadas de calles aledañas a la misión: pintura, resaneo, retiro de anuncios y lonas.

b. Rescate de la Plaza principal: Pintura, jardinería e instalación de mobiliario urbano (luminarias, bancas, botes de basura, etc.)

3. Misión de Tilaco (Landa de Matamoros): Instalación de servicios turísticos básicos e imagen urbana. La inversión alcanza los 1.5 Millones de Pesos

a. Rescate de la Plaza Principal de la Misión: trabajos de jardinería, pintura y mobiliario urbano.

b. Rehabilitación de Sanitarios Públicos: adecuación, limpieza, resaneo, pintura e instalación de nuevos muebles de baño.

4. Misión de Landa de Matamoros. Mejoramiento de imagen de la misión. La inversión es de 1 Millones de Pesos

a. Rescate de la plaza principal de la misión: pintura, resaneo, instalación de mobiliario urbano (bancas, botes de basura, luminarias, etc.)

b. Para este año se plantea la instalación de iluminación para la fachada de la Misión.

5. Misión de Concá (Arroyo Seco): Imagen Urbana e instalación de infraestructura turística básica. Inversión de 1 Millones de Pesos

a. Rescate de la plaza principal: pintura y resaneo.

b. Rehabilitación de baños: adecuación, limpieza, resaneo, pintura e instalación de muebles de baño.

c. Rescate del Edificio de la Delegación Municipal de Concá: pintura, retiro de anuncios y lonas, resaneo y trabajos de preservación. (El edificio se encuentra aledaño a la misión).

Estado físico actual de dos Misiones Franciscanas:

Habitantes del municipio de Jalpan informaron a DIARIO DE QUERÉTARO que el mes pasado inició el mantenimiento de la Misión de Santiago Apóstol, señalan que lamentablemente personas inexpertas están realizando los trabajos "Primero la pintaron de un color chillante -anaranjado -, cuando se dieron cuenta de su error la blanquearon toda y hace como diez días la pintaron otra vez, ahora de crema, tampoco se asemeja al color ocre que originalmente tenía".

Agregaron que la pintura utilizada no es la correcta "parece vinílica. De acuerdo al expediente técnico otorgado por la UNESCO se están violando los principios de conservación. El problema es que no existe una supervisión adecuada y constante de los trabajadores por parte de especialistas en restauración".

Se supone que tanto la Dirección General de Sitios y Monumentos como el Instituto Nacional de Monumentos Históricos (INAH) son las dependencias encargadas de revisar la restauración, sin embargo solamente una vez a la semana viene - a Jalpan - un funcionario estatal de la dirección general de sitios y monumentos. Se supone que ya deberían de estar trabajando en esto porque ya se entregaron recursos para el mantenimiento de las Misiones. Pero un mantenimiento adecuado no con pintores de brocha gorda, la UNESCO cuenta con especialistas restauradores. Nos preocupa que por esta situación se ponga en riesgo el nombramiento de patrimonio mundial de la humanidad otorgado a las 5 misiones franciscanas". Aseguran los serranos que la misión de Tancoyol, en Jalpan, se encuentra maltratada "toda su fachada está muy deteriorada; con lama, con hongos. Solamente los especialistas pueden determinar como aplicar algún recubrimiento sin dañar su estructura".